Juicio de la Manada de Pozoblanco, en directo La Policía Foral describe con detalles los supuestos abusos de la Manada

  • Un agente dice que la chica iba "inerte" en el vídeo: "No sabemos si está dormida, no reacciona"

  • El juez reprende a los procesados: "Les hace mucha gracia lo que se está diciendo"

  • La Policía recibió instrucciones para buscar "cualquier" sustancia química en el pelo de la joven

El exmilitar, el peluquero, el Prenda y el exguardia civil. El exmilitar, el peluquero, el Prenda y el exguardia civil.

El exmilitar, el peluquero, el Prenda y el exguardia civil. / Rafa Alcaide / Efe

14:30 La tercera sesión de la vista oral ha finalizado con el visionado a puerta cerrada de las dos grabaciones de los supuestos abusos. Mañana jueves tiene lugar la cuarta y última sesión con los escritos de conclusiones de las partes.

13:45 La psicóloga que trató a la denunciante explica que la experiencia le afectó "de una forma devastadora", hasta el punto de que "ha condicionado su vida". La experta ha hablado de "situaciones de hiperalerta": "No quería salir en las redes sociales, cuando veía películas con una escena sexual se le desencadenaba rechazo por una reexperimentación de la situación, se escondía con gafas o gorro". El forense del Instituto de Medina Legal ha diferido y ha relatado cómo a finales de diciembre de 2016 deja de acudir a las sesiones psicológicas por una “mejoría subjetiva”. En marzo de 2017, de  hecho, existe una “normalización”, hasta el punto de que retoma la búsqueda de empleo. 

13:30 El forense del Instituto de Medicina Legal de Córdoba detalla que la denunciante presentaba una equimosis (hematoma) en la parte posterior del muslo; es decir, una "lesión contusa que puede responder a una caída o a un golpe". El experto la reconoció el 14 de noviembre 2016 y el 22 noviembre de 2017 y diagnostica un trastorno reactivo, en la que "la ansiedad es fundamental". En concreto, se le diagnosticó un trastorno de estrés agudo, que posteriormente se moduló a un trastorno por estrés postraumático, asociado a "circunstancias de muerte, lesiones graves o violencia sexual". Después de los sucesos del 1 de mayo, ella llega a hacer "una vida normal, aunque con cierta preocupación"; la patología empieza a aparecer cuando se le exponen las imágenes del vídeo y la chica "se sitúa en un contexto en el que su integridad se ve amenazada y siente un atentado contra su libertad sexual". También influyó la "brutal" exposición mediática, dice el experto.

13:10 Dos agentes se desplazaron a Córdoba para reunirse con la denunciante en un hotel. Uno de los policías forales relata que en aquella cita la chica identificó a cada uno de los cuatro acusados, que ahora se enfrentan a siete años de prisión. También procedió a tomar una muestra de cabello. El policía relata que se asesoró con el director del Instituto Navarro de Medicina Legal, a quien define como "una eminencia", y se les entregó un kit. Esta diligencia se hizo a instancia del juez de instrucción para descartar que quedaran residuos de algún tipo de sustancia química en el cabello de la víctima. El abogado defensor pregunta en concreto si buscaban burundanga: “Cualquiera, esa y otras. Todas”, ha respondido.

12:30 La chica le entregó el vestido que llevaba aquella noche, que "presentaba roturas", aunque ya lo había lavado. También hizo el estudio de los cinco terminales de la Manada. El vídeo de los supuestos abusos de Pozoblanco, en concreto, se subió al grupo de La Manada, que estaba integrado por siete personas aunque pudieron ser diez, y a El Peligro, que los constituían 22 personas. Algunos de ellos declararon ayer en la vista oral sin aportar datos relevantes.

12:10 Comparece el agente de la Policía Foral que identificó a la víctima. Buceó en las redes sociales y, a través de las fotos de la fiesta de Torrecampo, halló a una chica que podría ser la del vídeo. Lo guiaron los likes de Facebook. Cuando contactó y le dijo que podría estar involucrada en un vídeo como víctima de supuestos abusos sexuales, le respondió: "Lo sabía, lo sabía, lo sabía. Nadie me creía". Le envió un frame de la grabación y ella, definitivamente, se identificó. La joven, desde el principio, quiso denunciar, subraya. E insiste en que las gestiones se hicieron bajo la supervisión del juzgado. El juez, de hecho, ordenó la recogida de muestras del cabello de la víctima para comprobar si quedaban vestigios de alguna sustancia.

11:15 El titular del Juzgado de lo Penal número 1, Luis Santos, ha reprendido a los cuatro procesados, que no han parado de hacer gestos divertidos durante el testimonio del policía foral. "Ruego que no gesticulen, les hace mucha gracia lo que se está diciendo", les ha regañado. También ha llamado a la calma al abogado defensor, que ha entrado en un enfrentamiento con el policía foral. "Parece que se conocen de antes. Valga el símil futbolístico, vamos a echar los balones al suelo", ha rogado el magistrado.

10:55 El agente ha detallado con profusión de detalles los dos vídeos recuperados del teléfono del Prenda, correlativos y con una diferencia de seis segundos. Conduce el exguardia civil, Antonio Manuel Guerrero, quien "en un momento determinado hace un tocamiento con la mano derecha en el pecho de la víctima, por encima de la ropa". José Ángel Prenda es el copiloto; también se habría girado y con su mano izquierda "le mete la mano por el escote y le toca el pecho". Jesús Escudero, supuestamente, "la besó y le pasó la lengua por la cara e hizo un tocamiento en el pecho por encima del mono". El cuarto procesado, el exmilitar, Alfonso Jesús Cabezuelo, también participa en estos tocamientos, según el policía. El instructor ha descrito que la denunciante parece "inerte": "No sabemos si está dormida, inconsciente, no reacciona, no hace ningún tipo de gesticulación, ningún movimiento corporal". En el segundo vídeo se identifica también a los cuatro acusados, que repiten actos similares.

10:40 El policía foral de Navarra que instruyó las diligencias por la violación de los Sanfermines declara como testigo-perito, al igual que ayer el agente de Pozoblanco. Obtuvieron diverso material gráfico en el examen de los teléfonos y el 7 de septiembre de 2016 encomendó a un agente que cotejara las vídeos, porque en algunos se veía solo la parte inferior de los acusados, como "zapatillas" y "penes". También se escuchaban los audios. Entonces aparecieron posibles "nuevos ilícitos", es decir, el vídeo de los supuestos abusos en Pozoblanco. Al día siguiente acudió al juez, que encomendó gestiones para identificar a la posible víctima y la localización, pues se desconocía dónde había ocurrido y "el rostro de ella no se apreciaba". En los audios de las grabaciones se escuchaba, por fortuna, "Pozoblanco" en varias ocasiones, así que hicieron una búsqueda en redes sociales y aparecieron imágenes que podrían coincidir. Con el avance de las gestiones apareció una posible víctima y se localizó por teléfono. Ella le dijo que había tenido un incidente el 1 de mayo pero que tenía un "lapsus". El agente recuerda que le dijo que apareció desnuda en un vehículo, que el encausado le había pedido que le hiciera una felación y, como ella se negó, la tiró del coche. Desde el principio "mostró su disposición a denunciar". La víctima aporta las prendas y complementos que llevaba aquel día, y coinciden.

10:35 Arranca la tercera sesión de la vista oral contra los cuatro integrantes de la Manada denunciados por supuestos abusos sexuales en Pozoblanco. En la sesión de hoy está previsto que comparezcan forenses, peritos y psicólogos. La jornada arranca tras hacerse público que el exmilitar y el exguardia civil han sido condenados a otros tres años más de cárcel por la grabación de la violación grupal de los Sanfermines, por la que ya han sido sentenciados a 15 años de cárcel por el Tribunal Supremo. El abogado defensor, Agustín Martínez Becerra, considera "desproporcionada" la nueva pena y anuncia que recurrirá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios