Córdoba

Coronavirus en Córdoba: Servicios Sociales detecta inmediatas necesidades de alimentación para 1.400 personas

El alcalde y otros miembros del equipo municipal de gobierno en el pabellón Guadalquivir habilitado para personas sin hogar. El alcalde y otros miembros del equipo municipal de gobierno en el pabellón Guadalquivir habilitado para personas sin hogar.

El alcalde y otros miembros del equipo municipal de gobierno en el pabellón Guadalquivir habilitado para personas sin hogar. / El Día

Desde que comenzó el estado de alarma provocado por la expansión del coronavirus, la Delegación de Servicios Sociales ha detectado que unas 780 familias -o lo que es lo mismo, unas 1.400 personas- tienen necesidades especiales e inmediatas de alimentación derivadas de dicha crisis.

Para intentar poner remedio a esa situación, el Ayuntamiento de Córdoba ha llegado a un acuerdo con cinco entidades sociales -Cruz Roja, Cáritas, San Juan de Dios, Fepamic y Acisgru- con el fin de que procedan al reparto de alimentosa esas familias en situación de necesidad extrema mientras se tramitan las ayudas de emergencia y se pueden hacer efectivos los pagos.

"Es preciso que el Ayuntamiento proceda a atender estas necesidades y serán las cinco entidades sociales, pertenecientes al tercer sector, las encargadas de hacerles llegar los alimentos durante un periodo de aproximadamente 15 días, mientras sacamos adelante los expedientes de ayuda de emergencia", según ha indicado la teniente de alcalde de Servicios Sociales, Eva Timoteo.

El método de entrega lo decidirá cada entidad y se iniciará en los próximos días. La partida de ayudas de emergencia estará dotada en principio de unos 300.000 euros para atender las necesidades surgidas en la ciudad a raíz de la situación excepcional que vive el país. 

La relación de personas la ha cerrado el Consistorio y se ha hecho una distribución de manera que cada entidad sabe a quiénes tiene que dirigirse. En algunos casos, se entregarán alimentos sin elaborar y, en otros, se repartirán menús elaborados.

El alcalde de la ciudad, José María Bellido, ha publicado un decreto al respecto en el que insiste en que las entidades que tradicionalmente desarrollan actividades de carácter social en cuyos proyectos ha colaborado, vía subvención, el Ayuntamiento, se ven desbordadas por la necesidad social que demanda un incremento de sus prestaciones y se ven obligadas a modificar su acción habitual para dar cumplimiento a las medidas de aislamiento personal y/o familiar, sustituyendo sus comedores sociales o puntos de recogida de alimentos por entregas de los mismos perfectamente controladas.

Bellido incide además en que "por ello es imprescindible y urgente adquirir y distribuir alimentos entre lapoblación más necesitada a la que se refiere el Informe de la Delegación de Servicios Sociales".

En este sentido, decreta que se insten todos los mecanismos y medios materiales y personales precisos para que se proceda a la distribución de alimentos entre las personas que los necesiten, cuya determinación corresponderá a la Delegación de Servicios Sociales del Ayuntamiento, con la colaboración de los diferentes agentes y entidades. A tal fin se solicita mediante la presente Resolución la colaboración de la Subdelegación del Gobierno a efectos de la adopción de las medidas de seguridad que requiera la distribución de alimentos que se realice.

Así como declarar la emergencia de todos aquellos contratos que el Ayuntamiento de Córdoba precise concluir para atender las necesidades más urgentes, así como en su caso, en ausencia de ánimo de lucro en estas actuaciones, y tratándose de actividades de voluntariado que les son propias y se ven incrementadas por la actual situación de emergencia, celebrar con entidades del tercer sector de acción social los convenios procedentes para subvencionar con carácter excepcional directamente aquellas actividades que tiendan a cumplir el objetivo delimitado en este decreto. 

En este contexto, desde el inicio del estado de alarma debido a la extensión del coronavirus, el pasado sábado 14 de marzo, el Comedor Social y el Centro de Día de los Trinitarios, de la Fundación Prolibertas en Córdoba, no ha dejado de atender a las personas sin hogar y a personas y familias en situación de exclusión social. Eduardo García Carmona, delegado de Prolibertas en Córdoba, ha señalado que “desde el primer momento nuestra prioridad ha sido no dejar desatendida a ninguna persona ni familia que viniese llamando a nuestras puertas”. De hecho, “nuestro recurso es el único que ha estado dando respuesta desde el  inicio de esta crisis a todas las personas que lo han demandado”.El equipo de trabajadores y trabajadoras de Prolibertas, 11 personas en total, está garantizando desde el primer día la atención a estas personas que por su situación son las más vulnerables, especialmente ante la situación creada por el coronavirus. Diariamente se están sirviendo desayunos, servicios de ducha y ropero y un almuerzo que se reparte con las medidas higiénicas adecuadas y que permite a estas personas y familias tener garantizadas sus necesidades básicas. Igualmente están habilitados los servicios de lavandería, consigna y reparto de medicación. 

Mientras que se van encontrando soluciones por parte de las administraciones públicas a estas personas, este servicio estará garantizado, siendo alrededor de 150 comidas diarias las que se están repartiendo.  Dentro de los colectivos atendidos, además de las personas sin hogar, se están sirviendo comidas a familias y personas que, aún con una casa donde estar, se encuentran en exclusión social por diferentes motivos; algunas vienen siendo atendidas ya desde hace tiempo por Prolibertas, otras están siendo derivadas por los Servicios Sociales municipales u otras organizaciones sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios