Tiempo libre

Consejos para unas vacaciones seguras en el verano del coronavirus

  • Las agencias de viajes aconsejan no jugársela, leer la letra pequeña y decantarse por destinos próximos y de calidad para evitar posibles problemas provocados por la crisis sanitaria

Carmen Espejo atiende a una cliente en Viajes Carrefour Montilla Onlyjet. Carmen Espejo atiende a una cliente en Viajes Carrefour Montilla Onlyjet.

Carmen Espejo atiende a una cliente en Viajes Carrefour Montilla Onlyjet. / El Día

Las vacaciones de verano, si no han llegado ya, están a la vuelta de la esquina. Pero la crisis sanitaria del coronavirus ha hecho que muchos cordobeses no hayan planificado nada, y que haya quien no quiera arriesgarse a salir de su zona de confort por el riesgo a contraer el covid-19. Sin embargo, aun en esta situación, irse de vacaciones es posible. La clave está en ir a lo seguro y, para ello, no hay nada como confiar en los profesionales a la hora de elegir destino y planificar, como advierten desde la Asociación de Agencias de Viajes de Córdoba.

Las restricciones que pueden existir en los destinos a causa de brotes de covid-19, la necesidad de realizar cancelaciones de última hora o la letra pequeña que algunos portales web llevan escondidas en sus cláusulas son algunas de las cuestiones en las que pueden ayudar estos profesionales. Así que, igual que cada uno tiene su comercio de cercanía en la que el tendero le fía si no lleva suelto o el bar de siempre al que acude a tomar el café cada mañana, también debería tener su agencia de viajes de cabecera en estos tiempos inciertos del virus SARS-CoV-2, en los que hacer una escapada a la playa o un pequeño viaje puede resultar tan necesario para romper la rutina o desconectar y cargar pilas.

Según destaca el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes, Antonio Caño, la clave para ellos está en “generar confianza en nuestros clientes para que se decanten por los destinos”, ya que las agencias cordobesas “son eminentemente emisoras”.

“Es el momento de ir a lo seguro y no jugársela con páginas web que, en ocasiones, no ofrecen ni números de teléfono adonde llamar si surge un inconveniente”, advierte Carmen Espejo, profesional del sector y responsable de Viajes Carrefour Montilla Onlyjet. En su agencia de la avenida de Andalucía atiende a diario a vecinos de toda la comarca que buscan un destino seguro para sus vacaciones. El propio establecimiento se ha adaptado a la nueva normalidad, con gel hidroalcohólico a la entrada, asientos que guardan la distancia de seguridad y mampara protectora. Todo esto le ha valido el distintivo de Comercio Seguro.

En el contexto actual, aconseja decantarse por destinos cercanos, como el litoral andaluz, con buenos servicios y establecimientos bien adaptados a las nuevas circunstancias. Las playas andaluzas, además, cuentan con aforos limitados y controladores para que guardar la distancia de seguridad no sea un problema.

A todo ello se suman las ofertas de última hora, por lo que este verano es posible improvisar y tomar una decisión de última hora, según avancen las circunstancias sanitarias. Para el puente de la Virgen de Agosto, por ejemplo, se acumulan los chollos. Un ejemplo: del 14 al 16 de agosto, en un cuatro estrellas de Fuengirola con pensión completa, el precio es de 270 euros. O una escapada a Matalascañas del 13 al 16 de agosto, en media pensión en hotel en primera línea, 530 euros. 

Y, a quienes prefieran planificar, también tienen esa oportunidad. La clave, insiste, está en que las cláusulas del contrato permitan cancelaciones de última hora, pues esa circunstancia está siempre presente en la nueva normalidad. En este caso, una de las ventajas de contratar a través de agencia es que los profesionales se encargan de todo este proceso, que en ocasiones resulta muy engorroso para los consumidores, dice Espejo.

El impacto de la pandemia en el sector

La evolución de la pandemia, no obstante, no está permitiendo que las ventas del verano puedan reducir el impacto de haber perdido los meses de temporada alta, que en este caso son desde el inicio de la Semana Santa hasta finales de junio.

“El año ya está perdido”, asegura Caño. “Trabajamos con una pérdida de en torno al 75% con respecto al año pasado en estas fechas”. En julio, no más de la mitad de las 105 agencias de la provincia estaban operativas, trabajando con “destino de comunidad y sin poder operar con los que en estas fechas son los más solicitados, que se encuentran en Sudamérica”, donde los contagios están siendo un azote severo.

Así, Caño expresa que “la remontada la esperamos en un año o año y medio, todo dependerá de cómo lleguemos a febrero del año que viene, justo antes de los meses de temporada alta”. Para llegar ahí especifica que, tras el verano, se hará hincapié en “una campaña de marketing enfocada al turismo familiar, gastronómico y patrimonial”. Las agencias tienen las esperanzas en que éstas funcionen, pues “la temporada baja es muy larga” y los viajes se pueden contemplar como “un artículo de lujo”.

De momento, con muchos españoles buscando formas de disfrutar las vacaciones, aunque sea parcialmente, aún queda un hueco “para las ventas de última hora”, apunta Caño. “En tiempos de crisis, la gente se aguanta para encontrar las mejores ofertas y esperan mucho”, aunque matiza que, en este caso, “se están esperando por otros motivos”.

Por lo tanto, este es el espacio que tienen los profesionales del sector para desarrollar su actividad en lo que queda de verano, siempre pendientes del desarrollo de la crisis sanitaria y de las decisiones en el ámbito de seguridad sanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios