Córdoba

Poniente Sur denuncia el "desamparo" que sufren los vecinos ante los ruidos y la suciedad

  • El Consejo de Distrito asegura que los eventos que se celebran en el Teatro de la Axerquía, el Pabellón Vista Alegre y la Plaza de Toros provocan graves perjuicios a los residentes

Fachada del Teatro de la Axerquía, uno de los equipamientos señalados por los vecinos. Fachada del Teatro de la Axerquía, uno de los equipamientos señalados por los vecinos.

Fachada del Teatro de la Axerquía, uno de los equipamientos señalados por los vecinos.

El Consejo de Distrito Poniente Sur denuncia que los vecinos de la zona viven una situación de "desamparo" ante los ruidos y la suciedad que provocan los numerosos eventos que se celebran en el Teatro de la Axerquía, el Pabellón Vista Alegre y la Plaza de Toros.

Según señala el Consejo, los más perjudicados son los residentes en la avenida del Corregidor y en la plaza de Vista Alegre por su cercanía a estos espacios.

Así, el Distrito Poniente Sur asevera que los vecinos "llevan reclamando soluciones desde hace ya más de tres años consecutivos ante los distintos problemas" derivados de las actividades celebradas en los tres citados equipamientos, que "cada vez son más numerosos, pasando la veintena en los últimos años".

En ese sentido, añade que "los niveles de ruido en el entorno de la Axerquía alcanzan los 80 decibelios en los conciertos de gran formato, a los que hay que sumar los ruidos durante los ensayos, montaje y desmontaje que afectan a los tres espacios nombrados al principio".

En el entorno a la Axerquía, además, "deben sufrir los conciertos ofrecidos por el Ambigú, de manera que el descanso del vecindario se hace absolutamente imposible", dice el Consejo de Distrito.

Por otra parte, en el entorno de plaza de Vista Alegre los residentes sufren "problemas de aparcamiento, coches circulando por el acerado, camiones y estand que destrozan el piso y por lo que no se responsabiliza a nadie". A todo esto se suma la "falta de seguridad policial".

En las tres zonas, los vecinos destacan "el destrozo de espacios públicos" y del mobiliario urbano y las plantas y arboleda. Además, critican que "ni el Ayuntamiento ni los organizadores proveen de urinarios y vigilancia antes, durante y posterior a los eventos", lo que provoca suciedad y deterioros.

En opinión del Consejo de Distrito, "todas estas situaciones pueden ser resueltas con presencia policial, exigencia a los organizadores de los espectáculos que sean ellos los responsables de gestionar esto, ya que son los beneficiarios de su actividad".

Por último, pide la realización de un estudio técnico con el fin de minimizar el ruido a través de "una pantalla anti-ruido" y "la peligrosidad en defensa de los ciudadanos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios