Cofradías

La Paz recibe el decreto que autoriza la coronación pontificia de la Virgen

  • La hermandad celebra en la plaza de Capuchinos un rosario matutino

Un momento de la celebración litúrgica en la plaza de Capuchinos. Un momento de la celebración litúrgica en la plaza de Capuchinos.

Un momento de la celebración litúrgica en la plaza de Capuchinos. / Javier Barcones

La Hermandad de la Paz ha recibido el decreto que autoriza la coronación pontificia de María Santísima de la Paz y Esperanza, según ha anunciado la cofradía, que esta mañana ha celebrado un rosario matinal con el que la titular mariana de la hermandad ha sido la primera de la capital cordobesa en ponerse en la calle tras la primera ola de la pandemia.

Ha sido el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, el encargado de entregar el documento que autoriza la coronación pontificia al hermano mayor de La Paz, Enrique Aguilar, y representa un "nuevo avance hacia ese histórico acontecimiento que tendrá lugar cuando las circunstancias sanitarias lo permitan". 

El documento, remitido al prelado con la autoridad del Papa Francisco, procede de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos y ha sido su prefecto, Robert Sarah.

No en vano, la coronación pontificia de la Paloma de Capuchinos estaba prevista para el pasado 11 de octubre en una ceremonia que iba a tener lugar en la Mezquita-Catedral y que se ha pospuesto debido a la pandemia del coronavirus.

El rosario matinal, por su parte, se ha celebrado en la plaza de Capuchinos y, tras él ha tenido lugar una misa, que ha presidido fray Francisco Martínez Melero y ha contado con la intervención del coro Paz y Esperanza.

En esta primera salida a la calle tras la cancelación de la Semana Santa, la imagen de la Virgen de la Paz se ha expuesto a poca distancia del Cristo de los Faroles. El acto ha contado con la asistencia de 150 personas y se han respetado todas las medidas higiénico-sanitarias impuestas para evitar cualquier tipo de contagio de coronavirus. Ha sido en el transcurso de la ceremonia donde se ha dado a conocer el citado decreto, que supone un avance más en la coronación que iba a concluir con el regreso de la Virgen de la Paz y la Esperanza desde el principal templo de la Diócesis de Córdoba a su sede, la iglesia conventual del Santo Ángel.

Además, la empedrada plaza de Capuchinos ha sido engalanada por la hermandad de la Paz y la Esperanza para la ocasión. El rosario se ha celebrado con estas condiciones debido a la crisis por el coronavirus y ha sustituido al tradicional formato de procesión por las calles de la feligresía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios