EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Ayuntamiento de Córdoba

PP y Cs sacan adelante los presupuestos de Córdoba con el ‘no’ de toda la izquierda

  • En el primer Pleno telemático de la historia del Ayuntamiento, el PSOE, IU y Podemos han votado en contra de las cuentas al no haberse aceptado sus enmiendas a las mismas

El alcalde posa durante la celebración del Pleno telemático. El alcalde posa durante la celebración del Pleno telemático.

El alcalde posa durante la celebración del Pleno telemático. / El Día

En el primer Pleno telemático de la historia del Ayuntamiento de Córdoba, forzado por la crisis del coronavirus, el gobierno local del PP y Cs ha sacado adelante los presupuestos para 2020 de forma inicial con los votos en contra de la izquierda municipal –PSOE, IU y Podemosal no haberse tenido en cuenta sus enmiendas a las cuentas, muchas de ellas presentadas de manera conjunta.

No obstante, estos grupos han dejado la puerta abierta a “sumarnos” a los mismos para realizarles “las modificaciones” que sean necesarias siempre y cuando se adapten de una u otra forma a lo que defendían en esas enmiendas, tal y como han dejado claro tanto Isabel Ambrosio (PSOE), como Pedro García (IU) y Cristina Pedrajas (Podemos).

La de los presupuestos para 2020 era una crónica de una aprobación anunciada después de que Vox hubiera decidido que, como mínimo se abstendría para posibilitarlos –dado que PP y Cs y la abstención de Vox suman 16 de los 29 concejales del plenario–. Sin embargo, finalmente ha votado a favor después de que el gobierno municipal haya votado a favor de las enmiendas de ese grupo liderado en el Consistorio por Paula Badanelli.

Todo ello supone la aprobación inicial de unos presupuestos que, como muy tarde, estarán operativo a mediados del próximo mes de mayo. Unos presupuestos que ascienden, tal y como ha recordado el edil de Hacienda, Salvador Fuentes, a un consolidado de 405 millones de euros, “un 5,5% más que el de 2019”, y que contemplan una inversiones reales de 1,6 millones de euros. “Son presupuestos líquidos para tiempos líquidos, presupuestos urgía aprobar, que no son definitivos y que se irán modificando según las necesidades que marquen estos tiempos convulsos que estamos viviendo”, ha insistido.

El edil de Hacienda ha defendido que se adaptarán al plan de choque contra la crisis que vive la ciudad que el Ayuntamiento ultima con los agentes socioeconómicos de la ciudad y que sus grandes partidas irán destinadas al refuerzo de medidas sociales, a la reactivación económica y social de la ciudad, a favorecer la creación de empleo y a sostener a las empresas y servicios públicos.

El PSOE ha sido especialmente insistente en el “esfuerzo” conjunto que despojándose de siglas tiene que hacer todo el Ayuntamiento “para salir de esto” y ha sido especialmente crítico, por boca de su portavoz, Isabel Ambrosio, con la “falta de diálogo por parte del concejal de Hacienda a la hora de hablar de los presupuestos. Tan solo nos ha hecho una llamada telefónica”.

“Se ha ninguneado el papel de la oposición”, ha añadido Ambrosio, quien ha defendido que las enmiendas planteadas por el PSOE, en conjunto o en solitario”, iban dirigidas a las personas, con, entre otras medidas, un incremento de las ayudas de emergencia y de la plantilla de Servicios Sociales. Además de, en materia de empleo, recogían en sus enmiendas el impulso al Imdeec; y en materia turística y comercial pedían sendos planes de choque.

La edil de IU Alba Doblas ha insistido en la defensa en que las cuentas deben garantizar la respuesta de Servicios Sociales a las necesidades de las familias con, por ejemplo, más ayudas de emergencia y más ayudas también para emergencias sobrevenidas “así como un acuerdo estratégicos con los agentes económicos y sociales y con la participación ciudadana sobre lo que la ciudad necesita”.

Imagen de los ediles conectados. Imagen de los ediles conectados.

Imagen de los ediles conectados. / El Día

IU también ha hablado de la reactivación del comercio local y de que el Imdeec reactive el tejido económicos, además de “poder utilizar el remanente de tesorería de 2019 en medidas para auxiliar a las familias y empresas, consensuadas con la participación ciudadana, y en el sostenimiento de los servicios públicos”. Precisamente, la demanda al Gobierno central de poder utilizar el superávit municipal contra la crisis –algo hasta ahora imposible– ha sido un tema que han defendido todos los grupos municipales, un superávit que en el caso del Ayuntamiento de Córdoba supera los 22 millones de euros.

Finalmente, Podemos ha lamentado que el equipo de gobierno haya aceptado su enmienda, que demandaba la puesta en marcha de una Renta de Garantía Municipal que cubriera las necesidades básicas de las familias y que completara a otras rentas puestas en marcha por otras administraciones, algo que Fuentes se ha comprometido, no obstante a estudiar.

Y el PP ha sacado adelante una enmienda –con las abstenciones de Vox y el PSOE– que supone la modificación de la partida económica destinada a la retribución de una de sus concejalas que pasa del 25% al 80% de su dedicación a su cargo. Esta modificación supone que pasará a cobrar 43.223 euros al año frente a los 13.507 actuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios