Córdoba

Emacsa "colaborará" para solventar el problema del agua en Las Jaras

  • La empresa que abastece la zona recomienda que no se consuma hasta nuevo aviso

Urbanización Las Jaras, con el lago al frente. Urbanización Las Jaras, con el lago al frente.

Urbanización Las Jaras, con el lago al frente. / el día

La gerente de Emacsa, Claudia Zafra, aseguró ayer que la empresa municipal está dispuesta a "colaborar" para poder solucionar el problema que afecta a los vecinos de Las Jaras -que continúan sin agua potable- y que se sigue estudiando la posibilidad de prestar servicio en la zona, donde aún no tienen competencias. Zafra hizo estas declaraciones a el Día después de conocerse que la empresa encargada del tratamiento del agua en Las Jaras, Lixico, ha recomendado a los residentes "no consumir este agua ni realizar el llenado de piscinas ni instalaciones similares hasta nuevo aviso", ya que el líquido presenta un color amarillento que se están analizando. La empresa "lamenta las molestias" que se puedan ocasionar y afirma que irá informando a los vecinos de las novedades "hasta que se subsane el problema".

Zafra confirmó que ha habido encuentros con los residentes y también con la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) para abordar este asunto, ya que los residentes solicitan que sea Emacsa quien se ocupe del abastecimiento de agua, algo que por el momento "no podemos hacer". De los encuentros salió como resultado la puesta en marcha de una comisión con todos los implicados "que aún no se ha reunido o al menos yo no tengo constancia", dijo Zafra. "A nosotros nos preocupa siempre lo que pase con los vecinos pero no podemos actuar", insistió la gerente de Emacsa, quien añadió que seguimos estudiando las posibilidades y estamos dispuestos a colaborar y a asesorar" para pode dar solución al problema.

La comisión técnica que debe avanzar en el problema aún no se ha reunido

Los cortes de agua en Las Jaras son continuos y ya ocurrió algo similar el año pasado. Entonces, los parones duraban unas 48 horas pero la novedad es que ésta es la primera vez que la propia empresa recomienda que no se consuma el agua, ni tampoco se utilice para el llenado de piscinas ni otras instalaciones. El aviso, vigente desde este lunes, se produce en la semana más calurosa del año y cuando se prevén alcanzar incluso los 44 grados en la capital.

Alrededor de 600 personas viven en la actualidad en las urbanizaciones de Las Jaras y El Raso, según apuntó uno de los miembros de la junta directiva vecinal, Juan Estévez, quien responsabilizó directamente a la alcaldesa, Isabel Ambrosio, de esta situación. Los vecinos llevan años denunciando esta situación y alertando de que el agua que llega a sus viviendas no es apta para el consumo. Este vecino recordó que tanto la alcaldesa como el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Pedro García, se comprometieron a regularizar la situación, aunque ese compromiso no se ha materializado.

Estévez insistió en que "estamos ya acostumbrados a los cortes de agua, pero esta vez nos confirman que ni siquiera es potable", algo que llevan ya denunciando los vecinos durante muchos años. De hecho, se constituyeron en Plataforma en Defensa del Agua Pública en esta zona urbana y pidieron a Emacsa que asumiera las competencias en la zona. También piden que "asuman" el informe de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) de mayo de 2017, en el que "entre otras cuestiones plantea que la competencia del agua potable a domicilio, la evacuación, tratamiento y vertidos es del Ayuntamiento". Por el momento, los vecinos permanecen sin agua en sus domicilios "hasta nuevo aviso" o que desaparezca el color amarillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios