Córdoba

Coronavirus en Córdoba: La expansión del virus hace mella en sanitarios y residencias de mayores

Una profesional sanitaria recoge la muestra de un compañero en un test rápido de coronavirus. Una profesional sanitaria recoge la muestra de un compañero en un test rápido de coronavirus.

Una profesional sanitaria recoge la muestra de un compañero en un test rápido de coronavirus. / Juan Ayala

Córdoba sigue sumando nuevos casos de coronavirus camino del pico de la pandemia. Según los últimos datos oficiales, los contagios ascienden ya a 359 en toda la provincia, diez casos más en las últimas 24 horas, y ocho fallecidos, aunque a ellos hay que sumar la muerte de una residente del centro de mayores del Figueroa y el caso de un hombre en Puente Genil que está a la espera de confirmación.

La jornada arrancó marcada por la noticia del fallecimiento de un maestro jubilado de 80 años natural de Iznájar, así como por los brotes del virus detectados en la residencia de mayores del Figueroa y en el hogar San Rafael de Montilla. Ellos, las personas mayores, están siendo los más perjudicados por una pandemia que hace mella también en el personal sanitario, que ha registrado el 25% de los contagios en la provincia.

En Córdoba hay 87 profesionales sanitarios contagiados, lo que supone que uno de cada cuatro de los infectados trabaja en la sanidad. El dato lo ofreció el consejero de Salud y Familias de la Junta, Jesús Aguirre, después de que los sindicatos y colegios profesionales llevaran varios días demandándolos.

Hasta ahora solo se había ofrecido la cifra a nivel nacional y autonómico, sin provincializar, por lo que había mucha incertidumbre entre el personal que trabaja en hospitales, centros de Atención Primaria, consultorios y Urgencias extrahospitalarias. Los datos corroboran lo que era una evidencia, que los principales afectados son aquellos que combaten el virus en primera línea, en ocasiones con escaso material de protección para ello.

Y si la situación es complicada entre los profesionales de Urgencias, no lo es menos en las residencias de mayores. La del Figueroa ha sufrido un mazazo con la muerte de una de sus residentes, que se encontraba ingresada en el Hospital Reina Sofía tras mostrar síntomas y dar positivo el pasado lunes.

Su estado de salud había empeorado de forma progresiva y finalmente no ha superado esta enfermedad vírica que afecta al aparato respiratorio. El caso de esta mujer saltó a la palestra el martes, cuando además se confirmó que también estaba infectada una enfermera. Desde entonces y hasta ahora, ya son 12 los contagios producidos en el seno de la residencia.

Hasta el momento, se han registrado positivos en cinco ancianos y en siete trabajadores, mientras que seis están a la espera de los resultados de las pruebas. Por otra parte, hay varios residentes aislados también a expensas de que les cojan muestras.

Otro brote en Montilla

Al brote detectado en el centro de la capital, se suma uno más en el hogar San Rafael de Montilla. Un residente dio positivo por covid-19 y otras 15 personas con las que había mantenido contacto se encuentran aisladas dentro de estas instalaciones que gestiona la congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. El municipio de la Campiña Sur es uno de los más golpeados de la provincia en esta crisis sanitaria y son ya 17 los positivos confirmados, según informó el alcalde, Rafael Llamas (PSOE).

En el hogar San Rafael de Montilla hacen su vida unos 90 mayores, asistidos por una plantilla de unos 30 trabajadores. Tras confirmarse el contagio, el afectado fue trasladado al Hospital Comarcal, pero hay al menos otros cinco con síntomas compatibles con el covid-19, según la información que maneja el Ayuntamiento.

La situación en el hogar empieza a "desbordarse", asumió el alcalde, quien explicó que esta semana los gestores contactaron con el Consistorio para solicitarles ayuda, ya que no disponían de equipos de protección individual (EPI) específicos para afrontar esta crisis sanitaria. El Ayuntamiento aportó monos, guantes, gafas y mascarillas. Y este viernes, aprovechando que la Unidad Militar de Emergencias (UME) pasó por la localidad, sus efectivos desinfectaron las instalaciones del hogar y otros puntos críticos de la localidad.

Cara y cruz en Puente Genil

Otro de los municipios de la provincia más afectados es Puente Genil. Allí son 19 los positivos y se está a la espera de que la muerte de un hombre de avanzada edad en el Hospital de Alta Resolución de Puente Genil sea confirmada como consecuencia de una infección por coronavirus. Ni el Ayuntamiento de Puente Genil, ni la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir ni la propia delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba han dado por el momento oficialidad a la causa de la muerte.

Fuentes municipales mostraron su sorpresa por la aparición de informaciones que citaban al Ayuntamiento para confirmar la noticia, en una situación que, desde luego, pone de manifiesto los enormes problemas de comunicación existentes entre las administraciones a la hora de dar información sobre los positivos por Covid-19 en los municipios de la provincia de Córdoba.

La buena noticia en el municipio pontanense la protagonizó el jugador de balonmano José Baena, que recibió el alta hospitalaria tras mejorar considerablemente su estado de salud. Baena, que juega en el sénior B del Ángel Ximénez, anunció el pasado fin de semana a través de las redes sociales que tenía síntomas compatibles con el desarrollo de la enfermedad, dando positivo en la prueba que se le realizó. Tras pasar varios días ingresado en el centro hospitalario, el joven de 30 años que ya llevaba varias jornadas sin fiebre, descansa ya en su domicilio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios