Economía

Córdoba registra el incremento de siniestralidad laboral más alto de Andalucía

  • UGT exige que se investiguen todo tipo de accidentes para sacar conclusiones que sirvan como medidas de prevención

Los sindicatos protestan por las muertes del pasado año Los sindicatos protestan por las muertes del pasado año

Los sindicatos protestan por las muertes del pasado año / Juan Ayala

Comentarios 0

Córdoba cerró 2018 con un incremento de la siniestralidad laboral del 8% con respecto a 2017, según recoge la Declaración Electrónica de Trabajadores Accidentados, plataforma del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad social. Se trata del incremento más alto de todos los producidos en el resto de provincias andaluzas y que está también muy por encima del de la media de la comunidad autónoma, situado en un 3%. Según estos datos, facilitados por UGT, en todo el año pasado se produjeron en Córdoba 8.751 accidentes laborales, por los 8.117 del año anterior. "Eso son los datos oficiales relativos a personas que están dadas de alta, pero hubo muchos más", ha indicado el secretario de Acción Sindical, Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT-Córdoba, Jaime Sarmiento.

Esos datos hablan de que los accidentes leves han crecido también un 8%, al pasar de los 8.011 en 2017 a los 8.634 en 2018; los graves, un 11%, de 98 a 109; "y sobre los mortales figura que se han incrementado un 0%, ocho en 2017 y ocho en 2018, ya que en estos datos no se tienen en cuenta la muerte por el atropello de un tractor de un trabajador en Lucena y la de una joven trabajadora por muerte súbita en Carrefour La Sierra, que se están investigando", ha puntualizado Sarmiento, "por lo que para nosotros son diez los casos de 2018", ha añadido.

Por sectores, la siniestralidad en la agricultura ha caído un 4%; en la industria ha crecido un 13%; en la construcción ha subido un 27%y en el sector servicios ha aumentado un 6%. En cuanto a los ocho fallecimientos registrados entre enero y diciembre de 2018, dos eran trabajadores del sector agrario, uno pertenecía al sector de la industria y los cinco restantes, al de los servicios. Y en lo que respecta a la evolución de la siniestralidad laboral con baja in itinere -de ida o vuelta al trabajo, Córdoba registró el porcentaje de incremento más bajo de Andalucía, el 2%, al pasar de los 835 de 2017 a los 852 de 2018, uno de ellos con resultado de muerte el pasado año, la misma cifra registrada el año anterior.

"Si analizamos los datos teniendo en cuenta el índice de incidencia; o lo que es lo mismo, la relación de accidentes por trabajadores dados de alta en la Seguridad Social, ese incremento de la siniestralidad laboral en Córdoba en 2018 respecto a 2017 es del 4%", según ha puntualizado el secretario de Acción Sindical, Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT-Córdoba, quien ha destacado que más del 40% de los accidentes laborales que se producen en Córdoba son "no traumáticos; es decir, infartos e ictus, principalmente". "Y es que las condiciones tras la reforma laboral han supuesto un incremento de la precariedad, mayor miedo a perder el puesto de trabajo y un incremento del estrés en los trabajadores", ha añadido.

Sarmiento ha insistido en que desde UGT piden que la Administración debe ser más contundente con las empresas respecto al cumplimiento de la Ley de Riesgos Laborales, "dado que la primera responsabilidad en el tema de la siniestralidad laboral es del empresario". "Además, hemos pedido cambios legislativos para que se incluya la evaluación de los riesgos psicosociales a los trabajadores a la hora de las revisiones, ya que los infartos, por ejemplo, no se investigan", ha apuntado. "Desde UGT a nivel autonómico pedimos una mayor dotación económica para que se investiguen todo tipo de accidentes laborales. Con la investigación se sacan conclusiones, porque los accidentes no son causas del azar, y esas conclusiones sirven para tomar medidas que eviten nuevos siniestros", ha defendido.  En ese "todo tipo de accidentes", Sarmiento incluye los sufridos por los empresarios y autónomos, "que no se investigan", ha insistido.

El secretario de Acción Sindical, Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT-Córdoba ha informado de que también han pedido que la Fiscalía se integre en la Comisión Provincial de Riesgos Laborales y de que el sindicato se ha dirigido a la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) para cerrar con la patronal la instalación de desfibriladores en empresas y zonas industriales. "También para la formación de los trabajadores en el uso de los desfibriladores, algo que llevan a cabo las propias empresas que los suministran", ha anotado. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios