Provincia

La mitad de las muertes en el trabajo en 2018 en Córdoba fue por problemas cardiacos

  • La provincia registra diez fallecimientos en el trabajo en el último año, la mayoría en el ámbito rural

  • Santaella, Espiel, Villanueva de Córdoba o Cabra son algunos de los municipios castigados

Protesta de los sindicatos el pasado diciembre ante la Subdelegación del Gobierno. Protesta de los sindicatos el pasado diciembre ante la Subdelegación del Gobierno.

Protesta de los sindicatos el pasado diciembre ante la Subdelegación del Gobierno. / Juan Ayala

Comentarios 5

Villanueva de Córdoba, Espiel, Santaella, Cabra... Estos fueron algunos de los municipios que durante el pasado año 2018 registraron accidentes laborales con resultado de muerte, un total de diez, lo que supone casi el triple de los acaecidos en 2016, cuando fueron cuatro, y sólo uno menos que en 2017, cuando hubo 11 siniestros. La información facilitada por CCOO retrata un problema que afecta especialmente a la Córdoba rural y apunta a un nuevo fenómeno: el fallecimiento en el tajo por problemas cardiovasculares. El secretario de Salud Laboral de CCOO en Córdoba, Manuel Torres, ha asegurado que prácticamente el 50% de las muertes de trabajadores contabilizadas el año pasado se debió a estas patologías, un aspecto que -lamenta– no recogerá la estadística oficial que elaboran las autoriades laborales.

“Cada vez hay más personas que van a trabajar sin la seguridad de tenerlo garantizado, lo que provoca estrés y ansiedad. A esto se suman que la vigilancia en la salud no es la adecuada y la pasividad de las administraciones para solventar el problema”, advierte Torres. El sector servicios, fundamentalmente la hostelería, centra el problema, según Torres, porque “la precariedad es más acuciante y los trabajadores acumulan un gran exceso laboral”. “Hay camareros que llegan a atender 12 mesas”, denuncia. Para el secretario de CCOO, la reforma laboral, con la flexibilidad del despido, se encuentra tras el aumento del estrés.

Con todo, es el mundo rural el que se ha visto más golpeado por la lacra de la siniestralidad, un panorama que evidenciaría, según Torres, una “relajación por parte de los empresarios, que son quienes deben velar por la seguridad en el ámbito laboral”, mientras que “las administraciones públicas siguen sin tomarse en serio esta sangría de vidas”.

Sangría en la segunda mitad del año

La segunda mitad del año ha sido especialmente trágica. Así, el 22 de junio, un trabajador perdió la vida al sufrir un accidente con el camión que conducía en el interior de la cantera de extracción de áridos de Peña Bermeja, ubicada en el término municipal de Espiel. El suceso se produjo a las 11:45, cuando uno de los vehículos industriales que circulan por el interior de la cantera se vio involucrado en un accidente. Los equipos médicos no pudieron más que confirmar el fallecimiento del trabajador, un hombre de 46 años de edad.

En Santaella, el 10 de julio, un camionero de 56 años y natural de la provincia de Granada murió al volcar la carga que transportaba. El suceso se produjo en una empresa de prensado de alfalfa y pienso situada en la carretera provincial CO-5304. La causa de la muerte fue la caída sobre la víctima de una alpaca de 500 kilos.

El 19 de octubre, otro trabajador de 50 años fallecía tras sufrir un accidente laboral en un saladero de jamones en el Polígono Cárnico de Villanueva de Córdoba. A las 15:15, el 112 atendió un aviso del 061 por un trabajador accidentado de carácter muy grave. Hasta el lugar se desplazaron efectivos sanitarios y de la Guardia Civil, que sólo pudieron certificar el fallecimiento del trabajador. La víctima era una persona muy querida en la localidad jarota y muy conocida, ya que formaba parte de la banda de música municipal, donde tocaba el saxofón, por lo que el suceso causó una gran consternación en el municipio. Según las primeras pesquisas, el siniestro se habría producido al volcar un montacargas, en un momento en que los trabajadores procedían a terminar su jornada laboral.

El 8 de diciembre se produjo en Cabra el último siniestro mortal del año. La víctima fue un trabajador que se encontraba en un cortijo y fue atropellado. Según informó en su momento el 112, el hombre se cayó del remolque y fue arrollado por el vehículo agrícola. Los sanitarios movilizaron a un helicóptero hasta el lugar del suceso, aunque nada pudieron hacer por salvar la vida del operario.

El secretario de Salud Laboral de CCOO, Manuel Torres, ha reiterado la exigencia de derogar la reforma laboral aprobada con Mariano Rajoy al frente del Ejecutivo central como medida para “ganar estabilidad”. También ha reclamado que aumente la inversión en salud laboral y ampliar los medios disponibles para luchar contra los accidentes y para investigarlos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios