Educación

El director de Compliance en Loyola señala la conexión entre prevenir delitos en empresas y Ciencias del Comportamiento

  • El experto indica que la adopción de normas para prevenir riesgos no supone, ni demuestra, que se realice una aplicación eficaz del programa de prevención

El director del Diploma de Especialización en Compliance en Loyola, Rafael Aguilera El director del Diploma de Especialización en Compliance en Loyola, Rafael Aguilera

El director del Diploma de Especialización en Compliance en Loyola, Rafael Aguilera / El Día

Un informe elaborado por el director del Diploma de Especialización en Compliance de la Universidad Loyola Andalucía, Rafael Aguilera, explica e incide en la importancia del vínculo entre los compliance programs o programas de prevención de delitos en las empresas, un campo especialmente analizado por el Derecho Penal, con otras áreas en el ámbito de las Ciencias del Comportamiento, como la Economía conductual, la Psicología de grupos o la Sociología.

En el informe Aguilera subraya que, "para profundizar en el logro del cumplimiento y prevenir irregularidades en las empresas, asociaciones o fundaciones, no solo basta con que estas aprueben unos códigos internos de conducta o un canal de denuncias, sino que deben llevarse a cabo acciones o medidas tendentes a materializar" de forma efectiva aquello que persiguen los programas de prevención.

Es decir, para este experto, "de nada sirve que en la organización existan unos procedimientos muy estrictos sobre el papel, si realmente no se ejecutan de manera eficaz y existe un clima de aquiescencia frente a conductas irregulares".

Aguilera ha indicado en su informe que, en esencia, "la mera adopción por parte de la empresa de normas o controles para prevenir determinados riesgos no supone, ni demuestra, que se haya procedido a realizar una aplicación eficaz del programa de prevención en el seno de la organización y, por supuesto, tampoco evidencia la existencia en la organización de una voluntad real de impedir posibles incumplimientos".

Por ello, en el informe se explica que, cuando una empresa no solo se limita a aprobar procedimientos o normas internas, sino que ejecuta medidas o acciones basadas en las Ciencias del Comportamiento, que gozan de respaldo científico y se han demostrado válidas para prevenir conductas irregulares, en ese casi sí "está dando un paso más, decidido y riguroso, a la hora de perseguir el cumplimiento normativo en la empresa".

En este informe se indican un conjunto de estudios, experimentos e investigaciones científicas que se han demostrado útiles para evitar o reducir el riesgo de comisión de delitos en las empresas y se detallan ejemplos de cómo pueden aplicarse en la actividad diaria empresarial.

El informe se ha elaborado para el Compliance Advisory Lab, un espacio de investigación promovido por Grant Thornton, específicamente dedicado a profundizar en el conocimiento de las principales cuestiones asociadas al cumplimiento en contextos corporativos y la responsabilidad penal  corporativa desde un enfoque independiente, científico, integral y holístico.

Formación para expertos en Compliance

Estos ámbitos, de relevancia creciente para el logro del cumplimiento normativo empresarial, son especialmente tenidos en consideración en Diploma de Especialización en Compliance de la Universidad Loyola Andalucía, que dedica además un espacio en su programa a las últimas metodologías para el estudio de riesgos penales y herramientas digitales para el estudio del cumplimiento, como big data, IA, blockchain y softwares de risk analytics.

Todo ello permite afirmar que esta institución académica se sitúa a la vanguardia en la formación de Compliance a nivel nacional. La sesiones dan comienzo el próximo mes de febrero y su claustro se nutre de los profesionales de las empresas e instituciones más relevantes y prestigiosas a nivel internacional.

Entre otros, se encuentran la directora del Departamento de Compliance de Telefónica, Lidón Safont; la directora de Cumplimiento y Riesgos en Cepsa, Cristina Fabre; la Compliance Lawyer en Grupo Inditex, Natalia Iturregui; la responsable de Ética & Cumplimiento del Club Atlético de Madrid, Pilar Chavarría-Arias; el Compliance Lead en Microsoft-Western Europe Headquarters, Luis Plaza; el socio del Área Corporate Governance & Compliance de Cuatrecasas, Álvaro Botella; el socio responsable de Forensic de Grant Thornton España, Fernando Lacasa, y el socio responsable del Área de Compliance en KPMG España, Alain Casanovas.

También forman parte del claustro el director de Auditoria de Prodiel, Pablo Bernabeu; la Compliance Specialist en Grupo Mediapro, Natalya Pokryshka; la delegada de Protección de Datos (DPD) y subdirectora de Seguridad en Mapfre España, Rosa María Lago; el director de Control Interno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), Carlos Balmisa; la directora de Cumplimiento en EMT Madrid, Marta Campomanes; el abogado penalista senior de Montero-Aramburu, Luis Aparicio, y el asociado senior de Andersen en Sevilla, Nicolás Díaz.

Igualmente participan en el claustro del Diploma de Especialización en Compliance de la Universidad Loyola Andalucía el fiscal experto en delincuencia empresarial y económica, Juan Antonio Frago; el magistrado de la Audiencia Nacional, Sala de Apelación, Eloy Velasco; el magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Vicente Magro; el director del Loyola Behavior Lab, Pablo Brañas, y el director del Departamento de Finanzas de la Universidad Loyola, Horacio Molina, junto a un largo etcétera de profesionales.

Se trata de una formación de excelencia para profesionales interesados actualizar sus conocimientos en Compliance, como compliance officer en activo, abogados o criminólogos, y para graduados universitarios que hayan finalizado sus estudios y deseen orientar su futuro laboral hacia el desempeño alguna de las diversas profesiones o especialidades que ofrece el Compliance.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios