Toros Jesulín, ante Morón y sus 30 años de alternativa en 2020

  • Reaparecerá el 24 de marzo en la citada plaza sevillana, alternando con Ponce y Cayetano, con toros de El Torero

Comentarios 1

El matador de toros Jesús Janeiro Jesulín de Ubrique (Ubrique, 1974) ha ofrecido una rueda de prensa en el Hotel Vincci de Sevilla donde ratificó su regreso –tal y como ya publicamos en este medio el pasado domingo–, vestido de luces, en la temporada 2019. Un retorno que tendrá lugar el domingo 24 de marzo en la plaza de Morón de la Frontera, donde alternará con Enrique Ponce y Cayetano, lidiando toros de El Torero en un festejo que comenzará a las cinco en punto de la tarde. Y como ya informamos, Morón será un prueba de fuego de cara a su preparación para torear varios festejos en 2020, con motivo de su 30 aniversario de alternativa.

El evento, organizado por la empresa Carmelo García, quien fuera durante años banderillero del diestro gaditano y presente junto al periodista Enrique Romero, quien condujo la rueda de prensa y glosó la figura de Jesulín como torero que batió marcas –165 corridas en 1995–, destacando su técnica prodigiosa, su valor sereno y su gran conexión con el público.

Al acto acudió un nutrido grupo de compañeros de la prensa rosa; aunque el diestro, en público, se centró en respuestas con motivo de su retorno en Morón.

"Además de Morón torearé una, dos o tres... Descarto Sevilla, Madrid, Bilbao y Pamplona para evitar la presión"

Carmelo, quien fuera su hombre confianza y con el que estuvo durante 18 años, señaló que "es un orgullo que haya confiado en mí para la reaparición. Fui a verle el día de Navidad y así se cerró la idea, charlando. Morón, además, es de la familia Morilla –Manuel Morilla apoderó a Jesulín– y es una plaza que necesita un empujón".

Jesulín de Ubrique explicó que Morón será una prueba de fuego para valorar como se encuentra física y mentalmente para otros retos, que todavía no ha madurado. El torero dijo haber tenido ofertas de las empresas que gestionan Granada, Algeciras y alguna otra plaza y que todo está todavía por decidir. “Además de Morón, mi idea es torear una, dos o tres corridas más este año. Si lo veo todo claro, ya veremos el año que viene. Descarto Sevilla, Madrid, Bilbao y Pamplona. No porque el toro sea más grande, sino para evitar la presión, que es mayor... Es por el temor de no estar a la altura de las circunstancias”; expresó el espada. Sobre sus compañeros de cartel, Ponce y Cayetano, expresó: “No van a venir a pasearse. Fácil no lo vamos a poner ninguno”. Jesulín afirmó que ejercerá como apoderado de su carrera en esta etapa:“Tengo muy claro el dinero que quiero ganar, las ganaderías que me apetece torear y las condiciones que se deben dar para que yo toree”.

"Ponce y Cayetano son dos compañeros que no van a venir a pasearse. Fácil no lo vamos a poner ninguno"

Con respecto a si su retorno –el año pasado ya reapareció en Granada– era por dinero, fue explícito: “No conozco a ningún torero que toree gratis. Nos jugamos la vida. El torero que no tiene ningún defecto es el taquillero”.

¿Con qué tipo de Jesulín nos encontraremos? “Intentaré ser yo mismo. Cuando esté en el patio de cuadrillas quiero estar fuerte y seguro”, aseveró.

Centró el motivo de su retorno como una necesidad torera: “Yo nunca he dejado de torear. Los toreros nunca nos retiramos. En 2007 me retiré de las grandes ferias. En ese circuito ya estaban hechos mis deberes. El año pasado, Cuenca me sirvió para tomar el pulso. Me fui contento. Aprobé el examen. Este año el empresario de Granada me ha llamado para Granada y Algeciras. Me aplico lo del Cholo Simeone. Si no me encuentro bien en Morón –que lo dudo– ya veré tras esta corrida”.

Dentro de sus objetivos se encuentra torear la Goyesca de Ronda de 2020. “En un viaje se lo dije a Francisco Rivera, que cumplirá 25 años de alternativa y es quien la organiza. Le comenté que yo cumpliré 30. Y que Espartaco, que fue su padrino, podría torear. A Juan Antonio le estoy liando. Podría redondear el cartel su hermano Cayetano en una corrida de ocho toros”, relató Jesulín de Ubrique.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios