• Tras una etapa en la que se alzaron tres hospitales, el SAS ha centrado sus inversiones en los centros de salud, olvidando la construcción de un nuevo Materno-Infantil

Avances en sanidad

Con el foco en la Atención Primaria

Una sala de rehabilitación del centro de especialidades Carlos Castilla del Pino. Una sala de rehabilitación del centro de especialidades Carlos Castilla del Pino.

Una sala de rehabilitación del centro de especialidades Carlos Castilla del Pino.

Juan Ayala

Escrito por

· Ángela Alba

Redactora

La sanidad ha vivido en Córdoba una transformación progresiva en los últimos 20 años en la que importantes proyectos, como el Plan de Modernización del Reina Sofía, se han quedado en el camino para dejar paso a otros más modestos. La bonanza económica dio como resultado en la provincia la construcción de tres hospitales: el de Montilla en 2002, y los de Alta Resolución de Puente Genil, en 2007, y de Peñarroya-Pueblonuevo, en 2008. Sin embargo, nunca llegaron a hacerse un nuevo Hospital Infantil y otro para la Mujer que sustituirían al actual Materno-Infantil (abierto en 1975). Esta iniciativa se presentó en 2007, los retrasos en la obra se fueron acumulando y, finalmente, todo quedó en palabras. Además, la crisis económica hizo que se descartara el macro proyecto ideado en un principio.

Las reformas llevadas a cabo para aumentar el número de consultas en este edificio han supuesto que estas reduzcan sus dimensiones, haya alguna sin ventanas e incluso sin lavabo ni camilla de exploración. Todas las deficiencias que acumula hicieron que la Junta anunciara en 2017 –como alternativa– la construcción de un bloque de consultas externas materno-infantiles que se alzará delante del actual hospital. Las obras comenzaron en noviembre de 2019, pero el pasado mes de septiembre la adjudicataria –la UTE formada por las empresas Acciona Construcción SA y Jiménez y Carmona SA (Jícar SA)– las paralizó por "discrepancias con el proyecto". De esta forma, la infraestructura más grande prevista en la provincia permanece en un limbo al pedir la constructora más presupuesto.

En estos 20 años, el proyecto más importante que se ha desarrollado en Córdoba ha sido el Centro de Alta Resolución de Especialidades (CARE) Carlos Castilla del Pino, abierto en 2012 y que también alberga un centro de salud. Hasta él se desplazaron las Urgencias y especialidades de la avenida de América, además de otras localizadas en Consultas Externas del Reina Sofía. Precisamente ese antiguo ambulatorio se reformó después de muchos años de espera, de forma que en julio de 2019 abrió como centro de salud Centro de Córdoba.

La inversión realizada por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) en equipamientos de Atención Primaria sí es destacable. Se refleja, por ejemplo, en el centro de salud de la avenida del Aeropuerto –que sustituyó al antiguo ambulatorio de la calle Previsión–, inaugurado en 2010. También en el de Huerta de la Reina, puesto en marcha en enero de 2019 y que vino a sustituir al de la calle Beatriz Enríquez, que hacía tiempo que funcionaba en muy malas condiciones debido a las deficiencias del edificio.

El Castilla del Pino ha sido el proyecto más importante desarrollado en la capital

En la provincia quedan pendientes el Hospital de Alta Resolución de Palma del Río, que está a la espera de su apertura; mientras que el hospital de Lucena –reivindicado desde 2006– solo tiene consignados 320.000 euros en los presupuestos de 2021 de la Junta de Andalucía recientemente aprobados, por lo que parece que la espera va para largo. También está pendiente la creación de un centro de especialidades médicas en Priego de Córdoba, una histórica demanda de este municipio para la que hay asignados solo 500.000 euros. Por otro lado, Villanueva de Córdoba tendrá un nuevo centro de salud cuyo proyecto ya está licitado.

Mientras, la llegada del covid-19 ha puesto patas arriba la sanidad y ha mostrado las carencias que hay con respecto a profesionales sanitarios. De hecho, en estos 20 años se han perdido cientos de puestos de trabajo en este sector debido a los sucesivos recortes.

El auge de la sanidad privada

La sanidad privada vive una etapa de esplendor en Córdoba gracias a la convivencia de tres hospitales generales: Cruz Roja, San Juan de Dios y Quirónsalud, abierto en septiembre de 2018. Tras varios años de especulaciones y proyectos que finalmente no salieron adelante (como el del Hospital Averroes o el de Prasa), Córdoba ha ampliado por fin su oferta.

De hecho, el desembarco de Quirón ha servido para, a su vez, impulsar la mejora del resto de centros, un beneficio que al final recae en el usuario. A ellos se sumará en breve el hospital privado que se abrirá en Lucena.

Respecto a centros especializados, el Hospital La Arruzafa, abierto en 1991, es un centro de referencia en oftalmología que ha logrado varios hitos, como cuando en 2015 sus especialistas devolvieron parte de la vista a una mujer mediante la implantación de un ojo biónico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios