Subbética

La promotora del hospital privado de Lucena trabaja "a destajo" para abrir en octubre con más de 200 camas

  • La inversión se calcula en unos 24 millones y el plan funcional enumera un amplio catálogo de especialidades médicas

  • El Ayuntamiento de Lucena saluda esta iniciativa privada mientras sigue insistiendo en el progreso del proyecto público

Infografía del aspecto diseñado en la zona central del complejo Infografía del aspecto diseñado en la zona central del complejo

Infografía del aspecto diseñado en la zona central del complejo / El Día

Una apertura inmediata y la disposición de más 200 camas de ingreso, oportunamente preparadas para afrontar una hipotética intensificación severa de la pandemia del covid-19, son los propósitos prioritarios de la promotora del hospital privado de Lucena. Esta iniciativa, que generará unos 300 empleos directos, transformará en un centro de alta resolución y especialidades el antiguo hotel Prestige, ubicado en el Parque Empresarial Príncipe Felipe.

Los responsables de la construcción y gestión de este complejo reafirman su pretensión de comenzar a prestar servicio el 1 de octubre. “Ojalá sea antes”, puntualiza Juan Carlos Martín, responsable de este proyecto, quien agrega que, actualmente, los operarios que efectúan una remodelación integral trabajan “a destajo”.

La inversión, excluyendo la adquisición del inmueble, se estima en unos 24 millones, montante empleado en la rehabilitación del edificio y en la provisión de maquinaria, equipamiento y mobiliario adecuado.

La Junta de Andalucía ya ha autorizado el uso sanitario de este recinto y el catálogo de especialidades médicas engloba medicina interna, cirugía general, urología, otorrinolaringología, oftalmología, ginecología radiología, cardiología, pediatría, psiquiatría y psicología, neumología o geriatría. Otras áreas integradas en las cuatro plantas operativas son rehabilitación, reumatología, medicina intensiva, anestesia y clínica del dolor. Este hospital distinguirá, asimismo, sala de críticos y urgencias, cinco quirófanos,  dos dependencias de partos y una unidad de cuidados intensivos, compuesta por ocho puestos box y seis de observación.

Juan Carlos Martín resalta la dotación diagnóstica a implantar, provista de rayos, TAC, resonancias magnéticas, mamografías o radiografías digitales. Una tecnología avanzada complementada por el laboratorio.

La Junta contempla establecer conciertos

La modificación transitoria más reseñable concierne a la reconversión temporal del sector del edificio, ideado inicialmente como geriátrico, en un espacio de ingresos de media y larga estancia. “Nos centramos ahora en el covid-19”, concreta Martín, matizando que “está totalmente separado de la hospitalización de agudos” ya que “nuestro modelo es de hospitalización residencial”.  

Fuentes de la consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía admiten que contemplan concertar, en este hospital privado, y con una vocación de estabilidad, puntuales asistencias médicas, de patologías determinadas, e intervenciones quirúrgicas a fin de descargar las listas de espera de hospitales de localidades del entorno, tanto de la geografía cordobesa como de otras provincias. Esta fórmula, unida a los acuerdos con aseguradoras privadas, afianzarían, afirman las fuentes consultadas, la viabilidad financiera de este hospital.

Reformas actuales en el interior del futuro hospital Reformas actuales en el interior del futuro hospital

Reformas actuales en el interior del futuro hospital / El Día

Amaks Ibérica, la entidad promotora, y Cala Verda, firma constructora, confieren a esta infraestructura una visión y extensión intercomarcal, tanto en el sur de Córdoba como en la zona norte de Málaga y la sierra sur y campiña sevillanas.

Técnicos del SAS ya revisan el proyecto del hospital público

Desde el Ayuntamiento de Lucena, Teresa Alonso, portavoz del equipo de gobierno socialista, corrobora que el Consistorio ya ha otorgado la licencia de obras preceptiva e indica que “nosotros estaremos velando por el cumplimiento de la legalidad durante el desarrollo de los trabajos”.

Al mismo tiempo, la edil socialista manifiesta que “todos los proyectos que vengan para Lucena son positivos, porque generan riqueza para el municipio”. Una premisa que compagina con la voluntad, como ya expuso el propio alcalde, Juan Pérez, de “seguir trabajando para que nuestro proyecto de hospital público se ponga en marcha, con todas las actuaciones y acciones que tenían que venir durante los próximos meses”. La Junta garantiza que el hospital privado, en modo alguno, afectará al público y aboga por la convivencia simultánea de ambos.

De hecho, fuentes de la administración autonómica avanzan que representantes de la consejería de Salud y Familias mantendrán una reunión en septiembre –anteriormente acordada para marzo- con el Ayuntamiento de Lucena para compartir los avances y definir pormenores sobre el centro sanitario que impulsa la Junta.

Actualmente, técnicos del Servicio Andaluz de Salud revisan el proyecto de ejecución del hospital a ubicar en el Paraje Dehesa de la Villa, trámite previo a la licitación.

Paralelamente, persisten las conversaciones entre Endesa y el Ayuntamiento de Lucena tendentes a subsanar el obstáculo que representa una línea de alta tensión. El Consistorio, que sufraga esta actuación, baraja tres opciones, si bien el soterramiento, por su coste –más de un millón de euros- se considera descartado.

La segunda alternativa, igualmente aceptada por la compañía eléctrica, diseña un desvío terrestre. El importe de esta fórmula se ha duplicado, desde los 300.000 presupuestados inicialmente a los 598.000 euros estimados finalmente. El Ayuntamiento ha propuesto una modalidad combinada, subterránea y aérea, más asequible económicamente que, hasta la fecha, rechaza Endesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios