puertodelcalatraveño

La mala salud de Los Pedroches

  • Los profesionales y los regidores del PP cuestionan las palabras de la consejera de Salud, Marina Álavarez, sobre la realidad sanitaria del Norte de la provincia y exigen medidas urgentes

Fotografía difundida por la Consejería de la visita de Marina Álvarez el pasado lunes. Fotografía difundida por la Consejería de la visita de Marina Álvarez el pasado lunes.

Fotografía difundida por la Consejería de la visita de Marina Álvarez el pasado lunes. / el día

La sanidad de la comarca de Los Pedroches no pasa por su mejor momento. Tras una alarmante denuncia del Sindicato Médico Andaluz (SMA) a finales de mayo en la que advertía de que la "falta de profesionales" interesados en prestar su servicio en el hospital de Pozoblanco colocaba a este centro "en grave riesgo de cierre en los próximos meses", la misma consejera de Salud, Marina Álvarez, viajaba el lunes hasta el municipio cordobés para reunirse con profesionales y alcaldes con el objetivo de analizar la situación.

La expectación era máxima entre los regidores, cansados de canalizar las críticas de sus vecinos en una materia tan sensible como la sanidad y que debería ser prioritaria en las políticas de las administraciones. Pero, lejos de calmar los ánimos, la visita de Álvarez abrió la caja de Pandora. O, utilizando un símil sanitario, fue como ponerle vendas al moribundo. Una operación más estética que sanadora, al fin y al cabo.

El Sindicato Médico y el CSIF avisan de las escasas plantillas y de las listas de espera

Lo cierto es que, al día siguiente de la comparecencia de la responsable autonómica, los profesionales sanitarios advirtieron a través de sus sindicatos -el citado SMA y el CSIF- que ni el hospital ni los centros de salud de la comarca atraviesan un buen estado de salud, al contrario de lo que dijo la consejera. La titular de Salud concretó que en lo que va de año el complejo hospitalario ha dado respuesta a 1.664 intervenciones quirúrgicas (programadas, urgentes, cirugía mayor ambulatoria y cirugía menor), 2.058 ingresos, 13.222 urgencias y 43.363 consultas externas. En cuanto a la ocupación hospitalaria media, ha sido inferior al 60%, según los datos oficiales.

El Sindicato Médico rebatió que el rendimiento quirúrgico del hospital apenas llega al 25% y ello sólo para cirugía no demorable o urgente. Además, incidió en que "los únicos anestesistas cubren las guardias casi día si día no, con el consiguiente riesgo que ello conlleva tanto para la salud de los propios profesionales como por el incremento de posibilidades de incidencias no deseadas, y ello por el incremento del estrés y la falta de descanso de los mismos". Como consecuencia de lo que el SMA consideró una "drástica reducción de actividad", el tiempo de espera de los usuarios "se dilata en el tiempo para desesperación tanto de pacientes como de profesionales, cuando no son derivados a centros sanitarios a muchos kilómetros de distancia con el consiguiente trastorno familiar en patologías que habitualmente recibían tratamiento en Pozoblanco".

CSIF no fue mucho más positivo en su análisis sobre el estado sanitario de la comarca y expresó su "inquietud" por el "déficit" de profesionales que actualmente sufre la plantilla de médicos en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Córdoba en general y, particularmente, en las especialidades de Anestesiología, Hematología y Traumatología del hospital comarcal. Tampoco anda mejor la plantilla de los centros de Atención Primaria.

Un grito de auxilio que poco difiere del lanzado por los regidores del PP de la comarca, muy críticos con las formas y con el fondo del mensaje buenista difundido por Álvarez, quien divulgó que su departamento ha invertido 1,5 millones de euros en lo que consideró una "reforma integral" del complejo hospitalario. Críticas a lo estético, según los regidores, porque el alcalde de Pozoblanco, el popular Santiago Cabello, no fue citado oficialmente a la reunión. Y porque la consejera hizo diferenciaciones entre unos alcaldes y otros, al reunirse primero con los del PSOE y demorando su encuentro con los populares.

Y, en segundo lugar, porque los datos que ofreció no les convencieron. La más contundente fue la regidora de Villanueva de Córdoba, Dolores Sánchez, quien acusó directamente a la consejera de "mentir" y tratar con "desprecio" a los vecinos jarotes, pues -manifestó contrariada- "están soportando el servicio deficiente de un centro de salud en pésimas condiciones". Sánchez mostró su desolación "por el cinismo y por la capacidad de mentirnos en la cara cuando afirmó que la dotación de un nuevo centro de salud sería posible cuando se dispusieran unos terrenos adecuados, algo que no es cierto porque el suelo está liberado y puesto a disposición de la Junta desde 2012". Unas duras palabras, entre unos y otros, que no han tenido respuesta y que dibujan un renqueante sistema sanitario que merece un diagnóstico serio y un tratamiento eficaz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios