Campiña Sur

Jesús Nazareno ilustra el cartel de la Semana Santa 2019 de La Rambla

  • La fotografía, de Rafael Casas, muestra un momento inédito de la procesión en la calle Labradores

Presentación del cartel, en la iglesia del Espíritu Santo. Presentación del cartel, en la iglesia del Espíritu Santo.

Presentación del cartel, en la iglesia del Espíritu Santo. / Gabi Páez.

Una fotografía de Nuestro Padre Jesús Nazareno a su paso por la calle Labradores durante el desfile procesional del año pasado ilustra el cartel de la Semana Santa de 2019 en la localidad de La Rambla. La instantánea es obra del joven cofrade Rafael Casas y representa un "momento inédito e histórico" de la Semana de Pasión de este municipio de la Campiña Sur, que se produjo en la pasada madrugada, con el Nazareno soportando su cruz de madera.

La presentación del cartel anunciador tuvo lugar en la noche de este Miércoles de Ceniza en la iglesia del Espíritu Santo. El acto congregó a un centenar de cofrades rambleños y estuvo presidido por el párroco, Jesús Daniel Alonso Porras; el presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradias, Antonio Raúl Raigón Nadales, y el hermano mayor de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Amargura, Juan Sierra.

Cartel de la Semana Santa de 2019 de La Rambla. Cartel de la Semana Santa de 2019 de La Rambla.

Cartel de la Semana Santa de 2019 de La Rambla. / El Día

La imagen de Jesús Nazareno de La Rambla es una de las obras más sobresalientes del escultor cordobés Juan de Mesa. Fue terminada en 1622, es decir, dos años después que la talla sevillana de Jesús del Gran Poder, del mismo autor, cuyos rasgos sigue estrechamente. Fue concebido para vestir, aunque, a diferencia del Nazareno del Gran Poder, el de La Rambla tiene totalmente tallado el cuerpo, las piernas y el sudario.

Posiblemente en 1727, en que se reemplazó la antigua cruz procesional por la actual de plata, sufrió la amputación de parte de la cabellera que cae sobre el hombro. En 1812 los franceses quemaron la iglesia y la imagen quedó totalmente ennegrecida. Esta pudo ser la causa de una intervención sobre la policromía de la cabeza y las manos documentada en 1841. Durante la misma se rascaron las encarnaciones del rostro y las manos y se sustituyeron por una gruesa preparación y un color pálido donde se enfatizaban golpes, moratones violáceos y sangre anaranjada. El pelo fue también repintado, aunque sin eliminar la policromía anterior.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios