Vega del Guadalquivir

El Ayuntamiento de Palma cede dos huertos a Futuro Singular y la asociación La Regaera

  • Las entidades llevarán a cabo actividades de sensibilización ambiental 

Un momento de la firma del acuerdo en el Ayuntamiento de Palma del Río. Un momento de la firma del acuerdo en el Ayuntamiento de Palma del Río.

Un momento de la firma del acuerdo en el Ayuntamiento de Palma del Río. / El Día

La alcaldesa de Palma del Río, Esperanza Caro de la Barrera (PSOE), ha firmado sendos convenios de colaboración con la Fundación Futuro Singular y la asociación La Regaera a través de los cuales el Consistorio cede dos de los huertos sociales en el entorno de la ribera del río Guadalquivir.

El acuerdo tiene como objetivo el desarrollo de actividades de sensibilización ambiental y de promoción del respeto al medio ambiente, entre las personas con discapacidad intelectual en el caso de Futuro Singular, y entre los niños y sus familias, por parte de La Regaera.

Los huertos sociales tienen una superficie de 200 metros cuadrados cada uno; su adjudicación es por ocho años y se pueden prorrogar por dos más.

Tras la firma de ambos acuerdos, la alcaldesa ha explicado que “tenemos la oportunidad de desarrollar políticas que nos ayudan a tener un contacto mayor con el medio rural” y ha recordado que “desde el Ayuntamiento llevamos casi una década trabajando los huertos sociales. Ya en 2010 se pusieron en valor unos terrenos que empezaron siendo huertos sociales para uso individual, pero pensamos que este proyecto también tenían cabida las asociaciones, por lo que se prepararon cuatro huertos anexos a la estación depuradora de aguas residuales, junto al Guadalquivir y el Genil”.

Por parte de la Fundación Futuro Singular, la directora del centro de Palma del Río, Laura Calero, ha señalado que “nos marcamos con este proyecto dos objetivos. Por un lado, la inclusión y el contacto directo de las personas con discapacidad con el medio rural, y por otro, resulta que en el centro hay un grupo de personas con discapacidad en proceso de envejecimiento y muchos de ellos han tenido contacto con la agricultura y el medio agrario, por lo que pensamos que puede ser una puesta en valor importante de las técnicas y reminiscencias pasadas que habían desarrollado en su infancia”. La directora ha expresado que “es una vuelta a los orígenes”.

En nombre de la asociación La Regaera, Andrés Ceballos, ha explicado que “nuestra asociación es de carácter socioeducativo. Nació en 2015 en Sevilla y ha estado cuatro años realizando proyectos relacionados con familias y niños, campo en el que tenemos mucha experiencia”.

“El tema de la ecología es muy importante, y con este proyecto pretendemos concienciar y sensibilizar respecto al medio ambiente y que la relación de la infancia con el medio ambiente no sea tan fría. Para ello, realizaremos actividades y talleres relacionados con la tierra, las plantas y la naturaleza, entre otras”, ha detallado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios