Vega del Guadalquivir

Palma del Río nombra hijo predilecto al karateka César Martínez

  • El teatro Coliseo acoge el acto solemne por el Día de Andalucía

Celebración en el teatro Coliseo de Palma del Río. Celebración en el teatro Coliseo de Palma del Río.

Celebración en el teatro Coliseo de Palma del Río. / R. Morales

El teatro Coliseo de Palma del Río ha albergado el acto de entrega de reconocimientos institucionales con motivo del Día de Andalucía. Este año, la corporación municipal quiso distinguir a tres personas con el título de hijo predilecto, mientras que cuatro vecinos y colectivos fueron galardonados con la medalla de la ciudad.

Precisamente, el karateka César Martínez subió al escenario para recoger su galardón con hijo predilecto. El deportista palmeño cuenta con una larga trayectoria tanto nacional como internacional en el mundo del Karate gracias, entre otros logros, al subcampeonato que conquistó en 1997 durante la copa del mundo celebrada en Manilva (Filipinas). El también seleccionar nacional de kárate, en categorías cadetes, junior y sub-21, calificó de “todo un orgullo recibir este reconocimiento” y aseguró sentirse “súperafortunado".

La ex presidenta del Consejo de Hermandades Palma del Río, Belén González, también fue distinguida como hija predilecta. Su capacidad para el diálogo y su compromiso evangélico también la impulsaron para que fuese la hermana mayor de la Virgen de la Hermandad de Belén: “Creo que no soy merecedora de tan digno reconocimiento”, manifestó. Pero más tarde, indico que ese nuevo título “lo llevaré en lo más profundo de mi corazón”.

Y el tercero de los hijos predilectos recayó en Antonio Díaz, un profesional de la albañilería que fue monitor y encargado de las Escuelas Taller de la localidad.

Las medallas, para Al-Ándalus y la Fundación San Sebastián

En cuanto a las medallas de la ciudad, dos colectivos recogieron el distintivo. El primero fue la Asociación Cultural Premios Al-Ándalus, encargada de organizar la gala anual para entregar los premios Al-Ándalus a entidades y personas de diferentes ámbitos o disciplinas locales, regionales o nacionales. “Queremos mostrar el lado positivo del ser humano”, destacó Lozano sobre la finalidad de este evento que cuenta con 22 ediciones a sus espaldas.

Por otro lado, la Fundación Hospital de San Sebastián, fue reconocida por la administración local por la labor que el grupo de profesionales y las hermanas salesianas de Jesús realizan en el cuidado de ancianos. “Esto para nosotros nos sirve como un empuje, un aliento”, expresó la madre Irma Leiva.

Además de las entidades, la investigadora Olga de la Rosa subió al escenario para recoger su medalla de la Ciudad. Esta doctora en bioquímica lidera en su empresa el desarrollo de una generación de productos basados en células madre adultas derivadas del tejido adiposo. En su intervención, tuvo palabras de agradecimiento para su familia y puso en valor el trabajo de “compañeras científicas, madres”.

Y uno de los momentos más emotivos se vivió con la entrega a título póstumo de la medalla de la ciudad a María Jesús Blázquez, ingeniera técnico industrial que trabajó en el Ayuntamiento y que mostró siempre su compromiso familiar, social y laboral a pesar de la enfermedad que padeció hasta su fallecimiento. Con la voz entrecortada, su hermana Susana Blázquez agradeció y destacó que “era una persona extraordinaria”.

La ceremonia concluyó con el himno de Blas Infante interpretado por alumnos de la Escuela Municipal de Música.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios