Los Pedroches

Alcaracejos inicia los trámites para acreditarse como destino de balneario

  • El antiguo Silo funciona como centro termal y está en proceso de reconocer sus aguas como minero-medicinales, lo que permitirá incluirlo en la oferta del Imserso

Usuarios en el interior del Centro Termal Los Pedroches. Usuarios en el interior del Centro Termal Los Pedroches.

Usuarios en el interior del Centro Termal Los Pedroches. / El Día

El municipio de Alcaracejos opta a convertirse en el segundo destino de la provincia de Córdoba como balneario. El Ayuntamiento ha iniciado los trámites para el reconocimiento y catalogación de las aguas de la captación del pozo de los Tres Palos, de titularidad municipal, como minero-medicinales, una acreditación que permitirá al centro termal del Silo lucir la etiqueta de balneario y abrirse a un turismo mucho más amplio, según ha manifestado el alcalde, José Luis Cabrera (PSOE).

El proceso para lograr esta clasificación es “tedioso y costoso”, ha asumido el primer edil, quien no obstante ha insistido en lo “ilusionante” del proyecto, “por lo que puede y debe significar para Alcaracejos”. Y es que el reconocimiento permitiría, entre otros asuntos, incluir el Silo en la oferta de los viajes que oferta el Imserso.

Según explica el Ministerio de Sanidad, las aguas minero-medicinales son aquellas que, por su composición química y física, tienen propiedades terapéuticas. Su catalogación responde a un complejo procedimiento recogido en la Ley de Minas y en el que intervienen distintas administraciones públicas.

El Ayuntamiento mogino ya posee distintos análisis, estudios e informes firmados por entidades acreditadas que corroboran que las aguas utilizadas en el Silo, actualmente un centro termal, contienen en su composición minerales en proporciones tasadas que permitirían ser catalogadas como aptas para el uso minero-medicinal. Así, sus elementos mineralizantes y sus propiedades físicas arrojarían “condiciones favorables para la salud en las personas a través de distintos usos”, cuyo alcance aún está en valoración, aclaran fuentes municipales.

La idea es “completar una oferta que debe arrojar resultados positivos de todo orden, desde el impacto económico en el municipio, como en el empleo o en la salud de los usuarios”, destaca el alcalde. Y la idea es que esto pueda producirse “en el menor plazo de tiempo posible”.

En la actualidad, las únicas aguas minero-medicinales aprovechadas en la provincia de Córdoba en un recinto tipo balneario se encuentran en el municipio de Villaharta, aunque la localidad como tal no pertenece a la asociación de balnearios. El Instituto Geológico y Minero de España, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, tiene acreditados en todo caso 16 puntos de extracción de aguas minero-medicinales en la provincia, entre manantiales y pozos. Se ubican, además de en Villaharta, en Córdoba capital, Espiel, Villanueva de Córdoba, Montoro, Banea, Aguilar de la Frontera, Puente Genil, Cabra, Fuente Tójar y Rute.

La continuación de un proyecto de futuro

En mayo de 2010, la Junta de Andalucía acordó ceder gratuitamente al Ayuntamiento de Alcaracejos el edificio del Silo por un plazo de tiempo de 50 años para que lo habilitara como centro termal. Ubicado en la calle Pozoblanco de la localidad y con una superficie de 3.400 metros cuadrados, para su rehabilitación fue necesaria una inversión de 352.700 euros. Las obras concluyeron en mayo de 2014 y más tarde el inmueble abrió como centro termal, aunque no puede lucir la etiqueta de balneario hasta que no acredita la riqueza de las aguas que lo surten.

La instalación, con capacidad para 60 usuarios, cuenta con minipiscinas compactas, saunas, maniluvios, pediluvios de rociación y nebulización, camillas térmicas y vichi, chorros, bañeras de hidromasaje, spa y aerosoles. Además, dispone de una zona destinada a baños árabes en una actual nave diáfana que cuenta con caladarium, tepidarium, hamman, frigidarium, fuente de hielo y asientos relax.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios