Campiña Sur

La Rambla impone las primeras restricciones en Córdoba para frenar el covid-19

  • El Ayuntamiento cierra parques, jardines y zonas recreativas y limita el aforo del Museo de la Cerámica

  • El alcalde hace un llamamiento a la prudencia en la víspera de las fiestas patronales

El alcalde de La Rambla, Jorge Jiménez. El alcalde de La Rambla, Jorge Jiménez.

El alcalde de La Rambla, Jorge Jiménez. / El Día

La nueva normalidad empieza a aproximarse cada vez más a los momentos más duros de la pandemia. El Ayuntamiento de La Rambla ha decretado este domingo el cierre de todos los parques, jardines y zonas recreativas del municipio, de 7.500 habitantes, para intentar contener el avance del coronavirus tras detectarse 12 positivos en los últimos días. En una reunión de urgencia celebrada entre todos los grupos políticos en la víspera de las fiestas patronales, en honor a San Lorenzo, la corporación ha decidido imponer las primeras restricciones acordadas en la provincia de Córdoba desde el desconfinamiento.

"Hay mucha preocupación, ya que las infecciones no están relacionadas entre sí", ha expresado el alcalde, Jorge Jiménez (PP), quien ha hecho un llamamiento a los vecinos para que cumplan de manera escrupulosa las medidas de seguridad articuladas por las autoridades sanitarias.

Desde la tarde de este domingo, 9 de agosto, en La Rambla permanecerán cerrados los parques del Calvario, Fuetne del Abad, el Arroyazo, el recinto ferial de La Minilla, los jardines de Andalucía, el parque Rafalito Gómez, la zona de juegos infantiles del paseo de los Trinitarios o la zona recreativa de las Cuatro Carreteras. Son zonas donde, en ocasiones, se producen concentraciones juveniles.

En este sentido, el Ayuntamiento ha recordado que está prohibido el consumo de bebidas en la calle o o en espacios públicos ajenos a los establecimientos de hostelería, lo que popularmente se conoce como botellón.

A partir de ahora, además, aumentará la presencia de la Policía Local y la Guardia Civil en la zonas de segunda residencia. También aumentará la vigilancia sobre patios de vecinos y azoteas de comunidades con el fin de garantizar el cumplimiento de la normativa en reuniones familiares y de amigos. Los agentes también estarán vigilantes para garantizar el uso de la mascarilla en la vía pública y en todos los establecimientos donde es obligatorio su uso, tanto en interior como en exterior. El alcalde ha recordado que la sanción por esta infracción es de 100 euros; hasta el momento, la Policía Local rambleña ha tramitado diez multas.

El Ayuntamiento ha informado de que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) está haciendo un seguimiento de todos los casos diagnosticados como positivos y también a las personas que han dado negativo en las pruebas PCR. Todos ellos deben guardar una cuarentena de 40 días. En caso contrario, el Consistorio ha advertido de que se podrá dar orden a la autoridad judicial para que se actúe contra quien incumpla la obligatoriedad de permanecer en su domicilio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios