Campiña Sur

Los vinos de Montilla-Moriles, los terceros mejor valorados de España por la Guía Peñín

  • Obtienen una puntuación media de 90,73, solo por detrás de Jerez y el Priorat

  • Logran un 98 el PX Alvear Pedro Ximénez Solera 1830 (Alvear) y el 1955 Pedro Ximénez Solera Cincuentenario (Pérez Barquero)

Brindis con vino de Montilla-Moriles. Brindis con vino de Montilla-Moriles.

Brindis con vino de Montilla-Moriles. / Juan Ayala

"La fotografía vitícola del vino español en este año es, a nivel cualitativo, prometedora". Es la reflexión optimista de la Guía Peñín, la gran referente de la enología en España, y que este miércoles, 2 de septiembre, acaba de publicar su edición de 2021 tras más de seis meses de valoración. En esta nueva edición, se incluyen más de 10.500 referencias, lo que convierte a esta publicación en el manual más completo y actualizado del vino español y un referente a nivel nacional e internacional.

En lo que respecta a Córdoba, la gran noticia se encuentra en el ranking de denominaciones de origen (DO), de manera que Montilla-Moriles, con 90,73 puntos, se alza a la tercera posición. Un año más, Jerez-Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda se mantiene como la DO más valorada con 92,57 puntos de media, seguida de Priorat (90,99 puntos), Montilla-Moriles (90,73), Ribeira Sacra (90,55), Valdeorras (90,38), Rías Baixas (90,25), Ribera del Duero (90,13), Bierzo (90,06), Montsant (90,05) y Ribeiro (90,02).

Por categorías, los vinos tintos vuelven a suponer el grueso de la guía, con un 53% de los vinos catados. Por detrás, se sitúan los blancos (28%), seguidos de los espumosos (9%), los rosados (6%) y los generosos (4%). En la guía, el 42% de los vinos catados han sido calificados como “vinos excelentes” por haber obtenido una puntuación entre los 94 y los 90 puntos. En el podio de la nueva edición, formado por un reducido grupo de referencias que han sido calificadas con 95 o más puntos, se sitúan 269 vinos, quince más que el año anterior.

De entre todos los vinos del podio, destacan seis referencias -ninguna de Montilla-Moriles- que han alcanzado los 99 puntos, la máxima puntuación que otorga la guía y que no aparece en todas las ediciones. Se trata de Enoteca Gramona 2004 Brut Nature, de Gramona; Pazo Señorans Selección de Añada 2011, de Pazo de Señorans; Arzuaga Albillo 2008, de Bodegas Arzuaga Navarro; Dominio do Bibei 2017, de Dominio do Bibei; Peñas Aladas 2014, de Dominio del Águila; y Conde de Aldama Bota NO Amontillado, de Bodegas Yuste.

"Más allá de los sublimes y también poco habituales vinos de 99 puntos, existen otras elaboraciones igualmente grandes que nos estremecieron, merecedores de 98 puntos, explican desde Peñín. En este apartado sí hay dos del marco cordobés, que los expertos denominan "joyas". Se trata de los PX Alvear Pedro Ximénez Solera 1830 (Alvear) y 1955 Pedro Ximenez Solera Cincuentenario (Pérez Barquero). "Nos recuerdan por qué estos vinos tradicionales llevan tantos años entre nosotros sin inmutar el estilo que los hizo grandes", apuntalan.

Los expertos destacan dos importantes tendencias que han encontrado durante sus catas: por un lado, “la proliferación de pequeños proyectos con reducidas producciones, centrados en la elaboración de vinos muy vinculados a parajes específicos”; por otro, “la solvencia de muchos grandes grupos y bodegas con larga trayectoria que, produciendo cantidades notables, lo hacen con maestría y profesionalidad”. Tal y como afirma Carlos González, director de la guía, “se trata de dos pilares importantísimos que, unidos a la tendencia alcista a nivel cualitativo, especialmente en lo más alto de la pirámide, y al buen número de bodegas de tamaño medio, confieren al vino español de un sistema de estratos bien armado y definido”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios