Campiña Sur

Montalbán se “autoconfina” para cortar la cadena de contagios de covid-19

Un bar cerrado en Montalbán. Un bar cerrado en Montalbán.

Un bar cerrado en Montalbán. / El Día

Los vecinos de Montalbán han optado por “autoconfinarse” para cortar la cadena de contagios de covid-19, que afecta a medio centenar de personas y que se trata ya del mayor foco detectado hasta el momento en un municipio del interior de Andalucía. Y, como ha asumido este domingo el propio alcalde, Miguel Ruz (IU), se espera que los casos sigan subiendo en las próximas jornadas. Los bares y restaurantes han optado por cerrar en bloque y las calles se mantienen prácticamente desiertas. Por la calle Ancha, la principal del municipio, deambulan pequeños grupos de jubilados, todos con la mascarilla reglamentaria.

El regidor ha reconocido que la situación es “fruto de la relajación”. Coincidiendo con las fiestas patronales en honor a Nuestro Padre Jesús del Calvario, del 6 al 9 de agosto, y a pesar de que el Ayuntamiento había suspendido las celebraciones oficiales con semanas de antelación, “el pueblo masivamente salió”, como ha reconocido el primer edil, que lo ha considerado una “actitud normal, no se puede prohibir”, y que ha comparado con situaciones similares que se están produciendo en toda Andalucía. Son días en que regresan los montalbeños emigrados, y los bares y restaurantes se llenaron con grupos familiares y de amigos. Las consecuencias están saliendo ahora a la luz.

Con medio centenar de positivos, y pese a sus 4.400 habitantes, es el municipio del interior de Andalucía con mayor número de infecciones, un récord que hasta ahora ostentaba la vecina Montilla. Lo “positivo” de la situación, según el alcalde, es que no se han producido hospitalizaciones y que la mayoría de los positivos, “que no enfermos”, permanecen con síntomas leves o asintomáticos. De ahí que, por el momento, haya descartado de manera rotunda un confinamiento por parte de las autoridades sanitarias, entre otros motivos porque los vecinos han optado por “autoconfinarse” de manera voluntaria, con el cierre de bares y restaurantes, para cortar la cadena de contagios.

El alcalde ha agradecido esta actitud de los montalbeños y ha apelado al “comportamiento ejemplar” de la localidad durante la primera oleada, que se saldó con solo tres positivos y sin fallecimientos. Al mismo tiempo, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad, a que no se señale a locales concretos y a no levantar “bulos”, al tiempo que ha descartado que se haya abierto alguna investigación sobre algún bar en concreto. “Hay que sacar lo mejor de uno mismo, sin envidias personales”, ha insistido.

Una calle de Montalbán, vacía, durante la mañana del domingo. Una calle de Montalbán, vacía, durante la mañana del domingo.

Una calle de Montalbán, vacía, durante la mañana del domingo. / El Día

Para cortar los contagios, el Ayuntamiento ha reforzado desde el 12 de agosto la vigilancia policial y está evitando “conatos de botellón”. También ha fortalecido la limpieza de calles y zonas públicas y ha articulado “servicios extra” de la Policía Local, que hasta el momento ha puesto “alguna multa” por no usar la mascarilla, pero una “baja cantidad”. El alcalde ha anunciado que hará test PCR a toda la plantilla del Ayuntamiento y de los trabajadores de las obras del Plan de Fomento del Empleo Agrario (PFEA). A estos se suman los PCR que está realizando Salud, los de particulares que acuden a clínicas privadas y los que desarrollan las empresas. Al inicio de la semana, aproximadamente un 20% de todos los vecinos se habrán hecho la prueba del SARS-CoV-2, calcula Ruz. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios