Primero de Mayo

Miles de personas participan en la romería de la Virgen de Veredas en Torrecampo

  • Peñarroya-Pueblonuevo festeja a San Bernardino

Miles de personas participan en la romería de la Virgen de Veredas en Torrecampo. Miles de personas participan en la romería de la Virgen de Veredas en Torrecampo.

Miles de personas participan en la romería de la Virgen de Veredas en Torrecampo. / Sánchez Ruiz

Comentarios 0

El mes de mayo ha despertado este miércoles en la provincia y, en los próximos días, las celebraciones y las fiestas en torno a la primavera se extenderán como un campo de flores por todos los rincones de Córdoba. En el Norte de la provincia, miles de personas han acompañado en Torrecampo a la Virgen de Veredas.

La ermita, situada a seis kilómetros del casco urbano, ha recibido a una multitud de vecinos que se agolparon para llevar en procesión a la patrona de esta pequeña villa de Los Pedroches. Como es tradicional, la jornada comenzó a las 08:00 con una diana floreada.

A media mañana, los romeros se dirigen a la ermita, donde se celebra una misa solemne de campaña a la cual le sucede la procesión de la Virgen por los alrededores de la ermita. El programa ferial presenta diversas actividades y competiciones deportivas.

La festividad de la Virgen de Veredas se remonta al año 1498, cuando un pastor descubrió la imagen en un pedregal de la zona, cerca del río Guadamora. En 1937, en plena Guerra Civil, la imagen fue tiroteada. El disparo quedó alojado en la frente de la talla –junto a la ceja izquierda– y el agujero todavía puede apreciarse.

Pero no solo en Los Pedroches se han celebrado romerías este Primero de Mayo. Así, en Peñarroya-Pueblonuevo los miembros de la hermandad de San Bernardino han vuelto a sacar al santo en procesión. Los actos dieron comienzo con la misa en la ermita, para la posterior salida en procesión de la imagen por el paraje bajo un sol primaveral.

Como cada año, la directiva de la hermandad ha organizado una barbacoa marinera, ya que son muchas las personas que tras finalizar la liturgia continúan la jornada en el campo con sus familias y amigos. También se celebraron los tradicionales concursos de merengues y pucheros y el de carrozas, con un premio de cien euros para el ganador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios