Los Pedroches

Coronavirus en Córdoba: Las reuniones en el campo durante el puente, origen del foco de covid-19 en Pozoblanco

El camión covid, en Pozoblanco. El camión covid, en Pozoblanco.

El camión covid, en Pozoblanco. / Sánchez Ruiz

615 personas han sido llamadas este lunes al cribado en Pozoblanco, al que han acudido de forma escalonada para hacerse el test rápido de antígenos que determine si son positivos asintomáticos. Una medida de muestreo que permite conocer de una forma más exhaustiva en qué estado se encuentra la localidad en un día donde los casos han aumentado en 23 personas respecto a la última actualización de datos ofrecida el viernes, con una tasa por cada 100.000 habitantes cercana al límite de los 500. 

Lo cierto es que Pozoblanco encabeza el número de contagios más alto de Córdoba, especialmente tras el puente de la Inmaculada, tal y como ha reconocido la directora del Área Sanitaria Norte de Córdoba, Ana Leal, quien ha dado a entender que las reuniones familiares han sido los principales focos de contagio para este repunte.

Una de las recomendaciones en las que ha insistido Leal ante el camión del cribado es la responsabilidad individual, cuando estamos casi a las puertas de la probable tercera ola, el personal sanitario está cansado y el sistema se encuentra sobrecargado. En el Hospital Valle de Los Pedroches, hay siete pacientes hospitalizados en la planta covid y uno en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Ana Leal ha insistido en que si la primera ola afectó a personas con edades comprendidas entre los 75 y 85 años, en esta segunda ola las edades de los afectados oscilan entre los 49 y 69 años, por lo que “nos puede afectar a cualquiera”.

La relajación en las medidas extraordinarias de cara a la Navidad no hacen sino complicar más la situación, máximo cuando el confinamiento fue la medida de freno más efectiva para el avance del covid, según ha declarado la directora del Área Sanitaria Norte. Por ello, ha recalcado la necesidad de vivir una Navidad diferente y extraordinaria, evitando las salidas y las reuniones familiares en la medida de lo posible como única medida de control frente a la tercera ola : “No podemos consentir que siga muriendo gente por covid”.

El pasado puente de la Inmaculada se ha convertido en el desencadenante de la situación que atraviesa Pozoblanco en estos días, con un alto índice de contagios debido a la exposición directa. Y es que si algo caracterizan a los días festivos en la localidad vallesana en este año de pandemia es que la población se queda desierta y, en muchos casos, los grupos de amigos y familia se trasladan al campo durante esos días, por lo que los contactos han ido más allá de la unidad familiar o los convivientes.

En la hostelería, durante este puente, se esperaba la huida hacia el campo de la población. Así lo afirma la dueña de un bar, Laura Blanco, quien incluso cerró un día ante la falta de previsión de clientes en esos días. Así, la hostelería no se ha podido recuperar en este puente, mientras que los contagios han ido en aumento, a pesar de ser el sector más perjudicado en cuanto a las medidas extraordinarias tomadas.

La hostelera también ha querido mostrar su malestar por el corte de horario a partir del próximo 18 de diciembre, diciendo no entender a qué se debe el cierre durante dos horas que puede afectar de forma considerable a la necesaria recuperación del sector en una fecha tan señalada como es la campaña de compras en Navidad, mientras el resto de establecimientos han recuperado su horario normal.

Y es que, además, la hora del cierre de los bares y restaurantes a las 18:00 ha sido un factor importante para decidir no acudir a la tradicional aparcería y, en su caso, quedar con familiares y amigos en los campos, a pesar del cierre perimetral de los municipios. Precisamente la eliminación de esta última medida ha provocado una amplia afluencia a Pozoblanco para realizar las compras navideñas desde toda la comarca y a gestiones administrativas, de manera que se ha notado el incremento de personas en la vía pública desde el pasado sábado.

A este respecto, Ana Leal, pide prudencia y responsabilidad, ya que en estos momentos muchos de los municipios de la comarca que han sufrido repuntes de importancia, tras una mejoría, se encuentran en estos momentos con una tasa casi a 0, que podría volver a aumentar si no se respetan todas las medidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios