Campiña Sur

La Campiña de Córdoba planta cara al coronavirus y logra reducir al mínimo los contagios

  • Montalbán y La Rambla solo han anotado dos positivos en la última semana, aunque la Junta de Andalucía sigue sin notificar pacientes curados

Unas vecinas de Montalbán en un parque. Unas vecinas de Montalbán en un parque.

Unas vecinas de Montalbán en un parque. / El Día

Después de semanas muy complicadas, los municipios de la Campiña Sur de Córdoba han logrado plantar cara al coronavirus hasta reducir al mínimo los contagios: solo 19 en la última semana frente a los 142 contabilizados en la recta final de agosto. La segunda ola del SARS-CoV-2 empieza a ser solo una pesadilla en localidades como Montalbán o La Rambla, que han anotado solo dos casos en la última semana. En Montilla, el otro municipio que fue escenario de preocupantes rebrotes en julio, solo ha habido tres contagios.

La fórmula para obtener a estos resultados no ha sido otra que la aplicación a rajatabla del distanciamiento social, el uso de la mascarilla y una estricta higiene de manos. En el caso de Montalbán, estas medidas se llevaron al extremo gracias a la colaboración de los vecinos, que optaron por un confinamiento voluntario que finalmente ha dado frutos positivos en vísperas de la vuelta al colegio. Este último municipio, en donde según la estadística oficial de la Consejería de Salud y Familias hay aún 182 casos activos, recupera el pulso y la vida ha vuelto a los comercios y los bares, cerrados durante buena parte del mes de agosto.

Los corrillos de los vecinos han regresado a la plaza de Andalucía, corazón del municipio, donde confluyen el Ayuntamiento, el teatro y la iglesia, y la calle Ancha, la principal, ha recuperado el ajetreo cotidiano propio del mes de septiembre. Las empresas ajeras están a pleno rendimiento y los melonares de la A-386 no paran de recibir a compradores llegados de toda la comarca.

La Rambla también ha recuperado el pulso tras un difícil mes de agosto que empezó con la cancelación de las fiestas patronales en honor a San Lorenzo cuando se detectaron los primeros positivos. Cerraron los parques y jardines y la actividad se redujo al mínimo, hasta el punto de que la tradicional exposición de cerámica y alfarería, decana en su género, impuso un limitadísimo aforo. Según la Junta, aún quedan 151 casos activos, pero la sensación, como en el vecino Montalbán, es que el municipio ha ganado este pulso al SARS-CoV-2.

Y es que en toda la comarca, que llegó a ser la más golpeada en agosto por el covid-19, las infecciones se han reducido al mínimo. Montilla solo ha registrado tres en la última semana, al igual que Aguilar de la Frontera, mientras que Puente Genil ha anotado cuatro. En Fernán Núñez y Moriles ha habido dos casos, y uno en Monturque. Y Montemayor, Santaella y San Sebastián de los Ballesteros no han anotado ninguna infección. Capítulo aparte merece La Guijarrosa, covid free desde el inicio de la crisis sanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios