Coronavirus

Belalcázar responde al autoconfinamiento voluntario

  • El Ayuntamiento pide a los vecinos que salgan a la calle solo lo imprescindible tras conocerse que existe un brote en la localidad con 21 casos positivos

Vecinos de Belalcázar, por la plaza de la Constitución. Vecinos de Belalcázar, por la plaza de la Constitución.

Vecinos de Belalcázar, por la plaza de la Constitución. / Rosa G. Aperador

Los vecinos de Belalcázar están respondiendo a la petición del Ayuntamiento de la localidad de un confinamiento voluntario tras conocerse que existe un brote de covid-19, con 21 casos positivos y más de 100 PCR a la espera de resultados. Durante la mañana de este lunes, los vecinos salían a hacer las gestiones oportunas para poder llevar a cabo su autoconfinamiento, comprando comida, medicamentos y siempre con su mascarilla puesta, a la vez que se guardaba la distancia social.

Para el visitante puede resultar algo sorprendente ver a gente por la calle en este municipio de 3.255 habitantes cuando se es conocedor del brote de coronavirus que está activo y creciendo en Belalcázar, sin embargo, conversando con los vecinos del municipio, señalan que el movimiento y trasiego por las calles es mucho menor que habitualmente, ante lo cual, se puede pensar que están cumpliendo con las recomendaciones lanzadas desde el Consistorio.

Tan sólo dos bares de la localidad se encuentran abiertos, el resto ha cerrado por contar entre su personal y clientes con personas que han tenido que someterse a la prueba PCR para descartar o confirmar el posible contagio derivado de una celebración familiar que tuvo lugar la pasada semana. Aunque las versiones son distintas según a quien se pregunte, los hay que hablan de las fiestas que se han celebrado ante la suspensión de la feria, o de familiares venidos de Madrid. Sea como sea, el virus ha llegado a Belalcázar y como su alcalde, Francisco Luis Fernández dice, “hay que pasar el temporal y capearlo como mejor se pueda. Aunque yo llevo ya días sin dormir y pegado al teléfono”.

La petición del Consistorio es clara, según argumenta el alcalde, “hemos cerrado todas las instalaciones municipales y reducido la atención a la ciudadanía en los servicios prestados, que podrán ser atendidos con cita previa”, al menos lo que está en sus manos y que se puede controlar. Porque desde el Ayuntamiento no se tiene la opción de poder cerrar los servicios y locales privados, tan sólo recomendar que, en el caso de permanecer abiertos, adopten las medidas de seguridad e higiene oportunas. Francisco Luis Fernández ha sido claro en sus declaraciones: “no hemos organizado ningún evento de tipo municipal pensando en la economía del pueblo, para no castigar aún más a los bares tras el estado de alarma, pero tal vez hemos pecado de indulgencia o nos hemos confiado para que pase esto”.

A la vuelta del edificio del Ayuntamiento está uno de los bares que permanece abierto, pero que desinfecta las mesas y en la terraza éstas guardan la distancia requerida. El dueño del bar comenta que la gente está siendo prudente, pero que sus clientes habituales han vuelto este lunes, como cada día, para desayunar y el café. También cuenta que las pérdidas económicas han sido importantes, porque, a pesar de haber notado un incremento de visitantes en estas semanas de verano, coincidiendo con los días festivos por San Roque, la gente no ha salido a los bares, se ha quedado en casa. Y si esta situación continúa, se podrán agravar aún más las pérdidas.

En el recorrido por las calles del centro de Belalcázar se puede ver cómo la gente guarda cola para poder entrar en la farmacia, en el banco o en la tienda, pero guardando la distancia de seguridad. Todos usan mascarilla. En la pequeña tienda de alimentación que hay cerca del Ayuntamiento, el tendero explica que ellos mantienen el horario habitual de mañana y cerrado por las tardes, y debe seguir abierto porque dispensa alimentos de primera necesidad. Sí reconoce que ha venido mucha gente de fuera, familiares que un día tuvieron que emigrar y regresan en verano para ver a su familia y amigos.

También cuenta que las personas mayores son las que más están cumpliendo las recomendaciones del Ayuntamiento, "porque tienen miedo y es muy comprensible", por ello se las atiende a domicilio, para evitar la exposición. Pero en la gran mayoría las personas con positivos son jóvenes, sin patologías previas, y en muchos casos asintomáticos, por lo que el diagnóstico puede ser favorable, al fin y al cabo. Preocupa, sin embargo, el contacto que los jóvenes puedan tener con personas mayores, las más vulnerables y que más sufrieron durante el estado de alarma, con seis personas de Belalcázar fallecidas. La última víctima, un hombre de unos 90 años fallecido en la mañana de este lunes, positivo en covid-16, aunque con importantes patologías previas que le tenían encamado en su domicilio.

Pero el brote de coronavirus no conoce fronteras, y es que se están haciendo PCR en Pozoblanco, Hinojosa del Duque, Cabeza del Buey y Dos Torres a personas que han estado en contacto con los positivos de Belalcázar. Así, en Dos Torres, su alcalde, Manuel Torres, informaba a través de sus redes sociales que un establecimiento de la localidad estaba cerrado porque uno de sus trabajadores, de Belalcázar, estaba contagiado y se estaban realizando las pruebas a todos los empleados del local, para confirmar horas después que el resto de empleados son negativos.

La comunicación con las autoridades sanitarias es fluida y constante con el Ayuntamiento de Belalcázar. Así lo confirma su alcalde, que se mantiene a la espera de recibir datos más actualizados tras el fin de semana, sabiendo, tal y como le han indicado las autoridades sanitarias, que serán muchos más los casos positivos, ya que además de las pruebas que se están realizando, algunos de ellos ya están con síntomas.

Para Francisco Luis Fernández es muy importante que la gente sea responsable y cumpla con el aislamiento domiciliario que se le indica a las personas que se les están realizando las pruebas. Precisamente el pasado domingo, el alcalde tuvo que desmentir que él estaba enviando a sus vecinos a que se hicieran las pruebas en el Centro de Salud de Hinojosa del Duque, una reacción que él achaca al miedo que pueden sentir o que esas personas piensan que han podido estar en contacto con algún positivo, “pero yo no tengo autoridad ni competencia para enviar a nadie a hacerse las pruebas, y no se puede saturar el sistema sanitario, porque para eso ya están los rastreadores buscando a los contactos que sí deben hacerse la prueba pertinente”.

Respecto a un posible confinamiento obligado, el alcalde ha informado que todo depende de los resultados, de si se llega al 1% de la población con positivos, una cifra que se sitúa en los 32 casos en este municipio, pero deberán ser las autoridades sanitarias las que realicen el informe respectivo, que debe contar con el visto bueno de la Delegación de Salud y ser remitido a la Audiencia Provincial, que finalmente debe pronunciarse sobre esta petición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios