Provincia

Agricultura demanda un pacto de cuenca para abordar el regadío

  • El consejero pide estar presente en los órganos donde se decide sobre la gestión del agua en Andalucía

Ana Carrillo, Rodrigo Sánchez Haro y Francisco Zurera, en el palacio de la Merced. Ana Carrillo, Rodrigo Sánchez Haro y Francisco Zurera, en el palacio de la Merced.

Ana Carrillo, Rodrigo Sánchez Haro y Francisco Zurera, en el palacio de la Merced. / el día

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha reclamado que su departamento "debe estar presente en los órganos donde se toman decisiones que afectan al regadío y a la gestión del agua, como las comisiones de desembalse", algo que a su juicio supondría "un gran avance para el sector". Así lo ha defendido en la clausura de la II Jornada sobre Regadío de Córdoba organizada por la Mesa del Regadío, que precisamente demanda más agua para la actividad agraria, una reivindicación que "consideramos legítima para impulsar el tejido productivo agroalimentario, que destaca por su apuesta por la calidad y la sostenibilidad".

"Desde la Junta de Andalucía queremos participar en las decisiones importantes", ha insistido, poniendo como ejemplo la cuenca del Guadalquivir, que abarca casi el 60% del territorio andaluz. "Entendemos que las decisiones importantes que se toman en este órgano deben estar más consensuadas, integrando todas las sensibilidades", ha señalado. Y ha insistido en que "las comunidades autónomas debemos tener voz propia", ya que "somos las que conocemos realmente los problemas de nuestros territorios".

Sánchez Haro propone un "frente común" para defender las demandas de la PAC

Es en estos foros donde pueden defenderse peticiones como la de la provincia de Córdoba de contar con más agua para regadío, algo para lo que el consejero ha señalado que "es importante que trabajemos para contar con un Pacto de Cuenca". "Y de igual modo, es vital para Córdoba y para Andalucía contar con un Pacto Nacional del Agua", ha subrayado.

Sánchez Haro ha recordado también el compromiso de la Junta para trabajar conjuntamente en el ámbito de sus competencias con las mesas del regadío constituidas en las diferentes provincias, ejemplificando en la de Córdoba, de la que ha dicho que "defiende a los hombres y mujeres del campo cordobés para asegurar el futuro y la competitividad de la agricultura y ganadería de la provincia". Asimismo, ha resaltado que desde su departamento "compartimos las preocupaciones y la necesidad de potenciar el regadío como motor de desarrollo socioeconómico", ya que este sistema de cultivo "desarrolla un importante papel en la fijación de la población y el mantenimiento de unos pueblos vivos, creando riqueza y empleo".

El titular andaluz de Agricultura también se ha referido al apoyo del Gobierno andaluz a las necesidades y a la importante demanda social de este recurso "con criterios de máxima eficiencia de manera sostenible medioambientalmente", apuntando a continuación al "apoyo mediante las inversiones realizadas como balsas, conducciones, sistemas de riego o eficiencia energética". En este sentido, ha recordado las inversiones en regadíos realizadas en la provincia de Córdoba entre 1995 a 2015 por valor de más de 219 millones de euros, subrayando que en el actual marco comunitario saldrán para toda Andalucía líneas de ayuda por valor de 109 millones de euros (66 millones ya convocados y otros 43 millones próximamente), el triple de lo previsto.

Además de estas cuestiones, el consejero ha manifestado la necesidad de mejorar la disponibilidad de este recurso mediante la diversificación, contando con todas las fuentes disponibles. En este sentido, ha indicado que hay que aprovechar todos los recursos, "como es el caso de los no convencionales como las aguas regeneradas", una línea que se potencia en unos incentivos cuyas bases reguladoras se acaban de publicar.

Sánchez Haro ha insistido también en que "debemos hacer un frente común para defender nuestras demandas acerca del regadío ante las propuestas en el ámbito de la nueva PAC", advirtiendo de que "la Comisión Europea establece una posible restricción de las inversiones en los regadíos, contempladas sólo para la mejora de masas de agua en mal estado". "Esta visión, que no compartimos, es uno de los aspectos sobre los que debemos incidir para cambiarlo", ya que considera que para Andalucía es necesario seguir invirtiendo en el regadío, buscando la máxima eficiencia en el uso del agua y modernizando las infraestructuras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios