EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Nuevos modos de financiar la cultura

La Junta debe analizar el porqué y la funcionalidad de todos sus centros de gasto, también los culturales

La Consejería de Cultura ha puesto en estudio un sistema de cobro en los museos que gestiona en Andalucía para, al menos, financiar parte de su mantenimiento. La propuesta es acertada y prueba de ello es que anteriores gobiernos andaluces, socialistas, también se lo plantearon. Valga como dato esclarecedor el de la ciudad de Sevilla: sus museos registran entre dos y tres millones de visitas al año por las que recaudan no más de 150.000 euros. La obligación de las administraciones públicas reside en facilitar el acceso a la cultura a toda la población, por lo que el cobro de pequeñas cantidades no alteraría este principio. En la actualidad sólo pagan los ciudadanos de fuera de la Unión Europea, al contrario de lo que ocurre con otros grandes museos con patronatos de fuerte vinculación pública, por cuyo acceso pagan casi todos los ciudadanos. Un cobro de cantidades pequeñas con facilidades para los grupos, en especial los escolares, permitiría a Cultura comenzar a rentabilizar la inversión pública que viene realizando en estos museos. Del mismo modo que los ingresos en la Junta no son ilimitados -al fin y al cabo, es el dinero de los contribuyentes-, es preciso que no sólo Cultura, sino el resto de los departamentos, revise sus antiguas políticas del gratis total que no han garantizado los servicios y, sobre todo, son semillas de ineficacia que se mantienen con el paso de los lustros. La Consejería de Cultura cuenta con un presupuesto de inversión muy escaso, debido a que atiende al mantenimiento de instituciones muy consolidadas pero muy deficitarias. El cobro y la entrada de la financiación privada, a través de modelos de mecenazgo, deben ser medidas que se contemplen en esta nueva etapa, en la que la Junta, sin renunciar a los importantes logros conseguidos en las últimas décadas, tiene que revisar el porqué y la funcionalidad de todos sus centros de gasto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios