Oído en la calle

Tragsa como comodín

El Palacio de Congresos de Torrijos, atascado durante años, pudo ver la luz tras la intervención de la empresa pública Tragsa, que fue el instrumento que utilizó la Junta de Andalucía para solucionar un asunto que ya provocaba hasta sonrojo. Se ve que la jugada le salió bien al Ejecutivo regional, por lo que el Ayuntamiento de Córdoba no ha querido ser menos y encargará a esta misma sociedad estatal que concluya el centro de ferias y convenciones del Parque Joyero. La solución comodín de Tragsa parece aceptable, pero habrá que seguir pensando en cómo se hacen determinadas contrataciones.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios