Crónica Levantisca

J. M. Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

Agujero negro

José Félix Tezanos es el agujero negro del CIS, destruye su credibilidad, un fenómeno, se lo traga todo

Albert Einstein predijo hace 103 años la existencia de los agujeros negros, un concentrado superlativo de materia, casi un punto matemático con una masa similar a tres millones nuestro sol, cuya gravedad es tan grande que deforma el espacio y el tiempo para convertirlo en un pozo de luz. Se lo traga todo. Lo asombroso de esta Física que nacía a finales del siglo XIX es que las matemáticas describen con precisión una naturaleza contraintuitiva donde el tiempo, por ejemplo, avanza más lento para quienes van más rápido y los electrones están en todos los lugares a la vez. Hasta el momento, la experiencia no ha negado ninguna de estas dos grandes teorías, la de la relatividad general y la de la mecánica cuántica, ambas desarrolladas sobre el papel.

Aunque sean contraintuitivas, son deterministas. Otras materias son muy intuitivas, fáciles de entender y de visualizar, pero no son deterministas. Prueben a lanzar un dado de seis caras. Para eso sirve la estadística, y eso es lo que no comprende José Félix Tezanos, el presidente del CIS.

No es que Tezanos favorezca al PSOE con sus publicaciones. Si sabe algo de teoría del caos, sabrá que pequeños cambios provocan grandes consecuencias en los sistemas complejos, como el cuerpo electoral español, por lo que, en efecto, la publicación de una encuesta influye, pero es muy complicado, por no decir imposible, saber de antemano a qué partido favorecerá esta información. No es ontológicamente imposible, sí desde el lado de la epistemología.

Tezanos está librando una batalla contra los sociólogos y politólogos que entienden que la demoscopia es una ciencia, se ríe de ellos, sostiene que son unos aprendices de brujos que juegan con una bolita mágica para engañar a los incautos. Por eso hace lo que hace: destruir la credibilidad del CIS, que es el mejor centro de investigación sociológico del país y el que realiza los mayores sondeos. No todas las ciencias se resuelven con una fórmula tan bella como la que relaciona la energía y la materia. La demoscopia recurre a la estadística para suponer cómo se articula la opinión pública, por ejemplo, respecto al voto, lo que no es demasiado complicado; pero, a la vez, debe proyectar cómo evolucionará esa intención cuando se materialice el día que se pongan las urnas. Esto es lo difícil.

En su particular cruzada, Tezanos ha llegado a sostener que él tampoco cree que el PP esté tan bajo como indica el CIS. Un fenómeno, como un agujero negro. Se lo traga todo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios