Análisis

la gloria de san agustín

De vuelta

Vaya tela, vaya tela, que todavía no puedo salir de mi asombro, que tenemos de vuelta al que fue presidente del Córdoba y el estómago se me ha puesto del revés, que menudo personaje. Que viene diciendo no sé qué de la firma de los papeles y de tal y cual, lo que sea para colarse otra vez en nuestro equipo, y no, de verdad, eso no puede pasar, que ya hemos aprendido la lección. Además tengo una cosa más que clara, si hubiera descendido, que era lo previsto, lo que todo el mundo pensaba, porque la situación no era mala, era peor, seguro que no quería saber nada más del Córdoba en su vida. Pero claro, qué casualidad, como se ha quedado en Segunda, y no ha pasado lo que tenía que haber pasado, por culpa suya, ahora va y aparece como por arte de magia. En fin, qué quieren que les diga, que esto no hay por donde cogerlo, que más rara y más retorcida no puede ser esta vuelta. Y lo que no me gustaría descubrir, ahora o más adelante, que todo esto es un teatrillo barato y que todos, y cuando digo todos, es todos, están haciendo el papel que les han dicho que hagan, que ya saben ustedes de qué estoy hablando, que no nos hemos caído de un guindo, precisamente. Vamos a ver lo que pasa en los siguientes días y lo que nos van contando y lo que nos encontramos, que cuando se abre la caja de los truenos cualquier cosa puede aparecer, que como dice ese refrán todos tenemos un muerto en el armario y hasta medio cementerio, que por ahí hay cada uno que es mejor ni conocer, vaya que se te pegue algo.

El otro día inauguraron un mirador al otro lado del río que según contaron en mi Día tiene unas vistas que te quedas medio tonto de lo bonita que se ve nuestra Córdoba bendita. Yo la verdad es que no fui, que nos pilla algo retirado y que esas cosas primero las tienen que disfrutar la gente del barrio, me parece a mí, que yo para eso soy muy mirado. Que a mí no me gustaría que algo de mi barrio lo disfrutara antes alguien de Ciudad Jardín, y no creo que esté diciendo nada raro o malo. Además, como se suele decir, ofende el que puede y no el que quiere, y yo ni quiero ni puedo, así de claro que lo digo. En fin, que como le decía el otro día a Cayetano, firmo así todo el verano, que vaya fresquito bueno que estamos disfrutando, que hasta te pide una sabanita por la noche, vaya cosa más rica. Yo creo que acabará llegando la calor, como siempre, pero, mientras nos quitemos dos raciones, con un cuarto nos conformamos. Que con eso seguro que todo el mundo está de acuerdo, y tanto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios