Análisis

la gloria de san agustín

Vacaciones

Aunque me lo paso mejor que nada escribiendo estas cosas mías, también comprendo que de vez en cuando hay que descansar, y seguramente sean ustedes los que tienen que descansar de mí, no leerme ni verme durante un tiempo, que yo no me canso nunca de ustedes, eso que lo tengan claro porque es así.

Pues estamos como la semana pasada, como el que dice, que todavía no sabemos lo que vamos a hacer, ni cómo ni cuándo, y hablo por Cayetano y por mí, que Soraya se fue hace cuatro días a hacer el Camino de Santiago, y aunque me dijo que me fuera, la verdad es que no le encuentro yo la chicha a eso, tengo que reconocerlo, que andar por andar, pues no sé yo, y seguro que lo que estoy diciendo es una auténtica barbaridad. Pero es que la gente me ha contado que se te ponen los pies llenos de ampollas y que tienes que dormir en camastros o donde te pille, y yo creo que ya no tengo edad para ciertas cosas y eso que me apunto a una ronda de aspirinas, como ustedes ya saben. La cosa es que seguimos dándole vueltas al asunto, que todavía no tenemos claro lo que hacer y eso que el viernes se clareó un poquito, por no decir que bastante. Y es que un amigo del barrio, Joaquín, tiene una parcela tela de buena en Las Jaras, y resulta que se va a la playa todo el mes y no se quiere llevar los tres perros y los dos gatos que tiene, y nos ofreció que nos subiéramos, que nos dejaba la parcela a cambio de que le cuidáramos los animales.

Cayetano lo tiene más claro que yo, también es verdad, que yo no he estado tanto tiempo en el campo y no sé cómo me va a sentar, que lo mismo tengo algún tipo de alergia, que por lo visto se puede tener alergia a todo, pero también es verdad que es un plan bueno. Que aunque todavía no haya hecho calor, allí arriba hace menos, y tiene su buena piscina y la casa es de campeonato, y vamos a estar todo el día con la barbacoa y muy fresquitos, así que lo más seguro es que nos subamos y pasemos allí un verano diferente, que también hay que hacer cosas diferentes de vez en cuando. En fin, que toca decir hasta luego, que en nada estamos en septiembre y a empezar de nuevo, y con más ganas todavía. Y lo mismo le digo a nuestro equipo, después de los meses de sustos que nos están dando, que nos merecemos un poquito de tranquilidad, me parece a mí. Y nada, que se lo pasen lo mejor posible y que disfruten de su gente, que eso es lo mejor, y que a la vuelta nos vemos, que seguro acabo contando los días hasta entonces.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios