Análisis

la gloria de san agustín

Junio

Pues junio, claro, que también es un mes del calendario, o es que nos habíamos creído que todo iba a ser mayo, pues no, que junio también tiene su mes y hay que disfrutarlo como se merece, y ya está. Que las cosas son como son y el que no las acepta va mal por la vida, me parece a mí, y ya no hay más que hablar.

Son las cosas que me digo para intentar superar que ya ha pasado mayo y que ahora toca junio, y más junio, y luego julio, todo julio, y todo agosto, que encima los dos tienen 31 días, para que no nos quedemos sin ganas, y hasta que lleguemos a septiembre que ya parece que la cosa se normaliza un poco o eso es lo que decimos todos los años. Pues sí, qué quieren que les diga, que me lo he pasado tan bien, pero tan bien, en este mes de mayo que temo que ahora me venga una bajona de las grandes, de esas que dejan a la gente sin poder ir a trabajar y todo, que mucha gente se pone muy mala, que eso lo he leído yo en mi Día, que de vez en cuando hacen reportajes. Y es que ha sido uno de los mejores mayos que recuerdo, y no lo digo por decir, que eso lo sabe cualquiera que lo haya disfrutado. Porque hemos tenido de todo, hasta un tiempo de escándalo a pesar de las cuatro gotas que nos han caído, que eso de ir de Patios con la rebequita ha tenido su cosa, queramos o no. Pues hasta el año que viene, que lo tenemos encima antes de que nos demos cuenta. Y no, por desgracia no es una frase hecha, es la realidad.

Este mayo ha sido también muy bueno, o más, de lujo, de milagro, para nuestro Córdoba, que lo empezamos estando en lo más hondo de lo hondo del pozo y ahora estamos fuera del descenso, que eso no se lo podía creer nadie, pero nadie. Espero que cuando lea usted esto ya lo hayamos conseguido, seguro que sí, que vaya los nervios que tengo, que me va a dar algo. Si lo logramos, habrá que celebrarlo como se merece y no descarto la estatua a Sandoval, que vaya cómo lloraba el hombre después del partido del domingo pasado, que daba hasta cosa verlo.

En fin, que ya estamos en junio y habrá que aprovechar lo que se nos presente, que tampoco vamos a estar amargados por lo que se ha ido, que ya volverá, como les decía antes. Siempre vuelve. Cada mes tiene sus cosas y todas se puedes disfrutar, lo que pasa es que aquí, en nuestra Córdoba bendita, mayo tiene demasiadas cosas, y a lo mejor nos tenemos que plantear repartir un poquito, para que la cosa cunda.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios