Miguel Poveda. cantaor

"La guitarra es el pulso herido de 'Enlorquecido'"

  • El artista catalán regresa a Córdoba con un concierto enmarcado en la gira de su último trabajo, en el que revisa los poemas de Federico García Lorca "desde el amor y la admiración"

Miguel Poveda, en una imagen promocional. Miguel Poveda, en una imagen promocional.

Miguel Poveda, en una imagen promocional. / e. d. c.

Miguel Poveda llega hoy a Córdoba para presentar su último trabajo, Enlorquecido, dentro del Festival de la Guitarra (22:30), donde también podrán escucharse algunos de sus temas más reconocidos. Este trabajo surge de la investigación de Poveda sobre Federico García Lorca. Compuesto de 12 canciones, el cantaor catalán repasa la trayectoria del escritor granadino poniendo música a poemas como Son de negros en Cuba o Alba.

-Regresa a Córdoba y al Festival de la Guitarra, ¿tiene la ciudad algo especial para usted?

-Sí, por supuesto. Además de ser una de las ciudades más bonitas y culturales del mundo, es un lugar en el que siempre se me ha recibido con cariño desde que empecé y me faltan palabras de gratitud hacia su gente.

-Comparte cartel con artistas de índole diversa como Serrat, Jorge Drexler o Europe. ¿Significa esto que la guitarra es capaz de unirlo todo?

-Yo siempre he nadado en la diversidad. Desde que era pequeño en mi casa se escuchaba The Beatles, Gardel o Rafael Farina, es por ello que entiendo que las músicas y las distintas culturas convivan y se den cita en este Festival donde la guitarra es la principal protagonista pero abriendo el abanico de posibilidades musicales.

"Siempre he nadado en la diversidad, en mi casa se escuchaba The Beatles, Gardel o Rafael Farina"

-¿Cuál es el peso de la guitarra en Enlorquecido?

-Es el pulso herido de esta obra, desde el poema Alba que se traslada a la Vega de Granada a través de la guitarra brillante de Jesús Guerrero, pasando por la carta de Federico a su amigo guitarrista Regino Sainz de la Maza o la guitarra eléctrica y emocionante de David Palau en el poema premonitorio No me encontraron.

-¿Qué se va a encontrar el que acuda esta noche al Teatro de la Axerquía? ¿Quién le acompañará en el escenario?

-Un viaje emocionante por distintas etapas de Federico, adentrándose en varios paisajes donde se aborda desde lo más popular hasta lo más reivindicativo y vanguardista, todo con la dirección musical y los arreglos del maestro Joan Albert Amargós y la dramaturgia de Alberto Conejero, pero también con una parte de flamenco tradicional con la colaboración de Kiko Peña, entre otros compañeros como El Londro, que ya es un artista con el que llevo años compartiendo escenario.

-Pone música a Poeta en Nueva York o Sonetos del amor oscuro, ¿sería capaz de quedarse con un solo verso de Lorca?

-No podría, sería renunciar al maravilloso universo de Federico tan necesario y que tanto enseña.

-¿Cómo decide poner música a Lorca? ¿No le dio un poco de vértigo?

-Hacer un disco entero de Federico ha sido un reto, algo que me propuse de forma obsesiva dado el amor y la admiración que siempre le he tenido y que se ha ido acrecentando con los años, pero era la forma de devolverle tanta inspiración y su compromiso con la cultura.

-¿Considera que se usa demasiado la imagen y la palabra del poeta granadino?

-No, porque el propio poeta se antepone al lorquismo más superficial, su poder es tan grande que siempre es vigente y necesario, nuestras nuevas generaciones merecen que Federico siga con nosotros y él también merece ser recordado. Seguro que él nos acercará a otros poetas y seguiremos aprendiendo del amor y el respeto que le debemos a esa generación gloriosa.

-Han surgido, últimamente, muchas voces críticas contra aquellos que afirman que vienen a renovar el flamenco. ¿El flamenco lo es todo? ¿Qué opina de artistas como Niño de Elche o Rosalía?

-No seré yo quien me sume a cargar contra nadie, no es mi tarea; siempre defenderé la libertad de expresión en todos los aspectos pero siempre desde el respeto, desde esa palabra me moveré siempre para dirigirme al mundo esté o no de acuerdo con él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios