Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba El Pele invita a un viaje por su 'Mapa Mundi' en el espectáculo que estrena en el Gran Teatro

  • El cantaor cordobés actúa este sábado acompañado por artistas como Dani de Morón, Niño Seve y Pastora Galván

Casanueva, Torrent, El Pele y Évora, en la presentación del espectáculo. Casanueva, Torrent, El Pele y Évora, en la presentación del espectáculo.

Casanueva, Torrent, El Pele y Évora, en la presentación del espectáculo. / Lolo Agredano

La vida de El Pele da para un libro en el que recoger sus experiencias en la multitud de países en los que ha actuado, los artistas que lo han acompañado y a los que él acompañó antes de empezar su carrera en solitario (como Camarón) y las anécdotas de medio siglo de trayectoria dedicada al flamenco.

Ahora el cantaor cordobés quiere abrirse al público, tanto a aficionados como a personas que se estén acercando al flamenco, con el espectáculo Mapa Mundi, que estrena este sábado (20:30) en el Gran Teatro en el marco del vigésimo segundo Concurso Nacional de Arte Flamenco.

El montaje refleja el "mundo vivido" por Manuel Moreno Maya y mostrará "la dimensión de sus raíces y sus sueños", según ha explicado el director musical, Miguel Ángel Évora. "No se trata de contar la historia de un personaje, sí de mostrar la historia de un mundo vivido que lo ha llevado a cantar como canta", ha puntualizado.

Por eso, en él estarán los cantes más representativos de su carrera, de forma que interpretará soleá (es uno de los cantaores que mejor hace este palo), seguiriya, malagueñas y taranta, pero tampoco faltarán el martinete, las alegrías de Cádiz y las de Córdoba, entre otros. Junto a él estarán a la guitarra Dani de Morón, Niño Seve y Salvador Gutiérrez; Fernando Jurado y Juan Carlos Toribio al chelo;José Moreno y Paquito González en la percusión; Torombo y Bobote a las palmas y Pastora Galván al baile como artista invitada.

El Pele ha señalado que Évora ha preparado un montaje que es "digno para Córdoba, su afición y para mí, que soy el mayor interesado" y ha apuntado que "cogimos este espectáculo con mucha ilusión y un maravilloso elenco de compañeros". Mapa Mundi es "una pequeña muestra de vivencias y de sorpresas" con las que el cantaor espera que el público "quede maravillado".

El director musical ha manifestado que “cuando canta, no es él quien canta, sino toda una memoria que vive en él, toda una sensibilidad”, por eso, no es necesario “recurrir a fuegos artificiales o inventos extraños”.

En ese sentido, ha explicado que “aunque El Pele cante la misma soleá de siempre, no lo hará igual, porque él se interpreta en cada momento”, tanto que ha confesado que “no ha habido ni un solo ensayo en el que yo haya conseguido que me haga lo que habíamos acordado porque es superior a él, gracias a Dios, porque en cada momento es verdad, y su verdad no es controlable, no tiene límites”. Para Évora “eso no es una merma ni mucho menos, sino una muestra de vida, de que él no canta por cantar, sino porque siente lo que canta y lo convierte en nuevo”.

El montaje es un todo que surge “del quinto tema, el que baila Pastora Galván”, y que se acompañará de la proyección unos dibujos animados. En esa línea, el director musical ha expuesto que “no da tiempo suficiente a descubrir la cantidad de cosas tan tremendas que dicen unos dibujos animados y, aunque podemos tomarlos a broma, escondan una tragedia eterna que se repite continuamente en muchas parejas”, esto es, “la desilusión de vivir el sueño de otro, y eso va a bailar Pastora”.

En este Mapa Mundi ocupa un lugar muy especial la madre de El Pele; de hecho, será su voz la que abra el espectáculo. “Pele canta para el inconsciente, para el alma” y por eso “quiero que todo lo que le rodee en el escenario sea para que nos hable para el interior”, ha indicado Évora.

El cantaor ha asegurado que la puesta en escena de este montaje “va a ser uno de los momentos más difíciles, pero a la vez más bonitos, porque es la primera Navidad que vamos a pasar sin mi madre y no había una Navidad en la que no le pidiéramos que cantara un poquito”. A pesar de que ella al principio era reticente, “cuando abría la boca nos quedábamos todos muertos; así que la vamos a echar mucho de menos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios