EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cultura

National Geographic estrena este domingo un documental que explora el pasado oculto de Córdoba

  • La película aplica las últimas tecnologías para reconstruir cómo era la ciudad en época romana y musulmana

Reconstrucción de la Córdoba romana realizada por National Geographic. Reconstrucción de la Córdoba romana realizada por National Geographic.

Reconstrucción de la Córdoba romana realizada por National Geographic. / National Geographic

El canal de televisión National Geographic estrena esta domingo (22:00) el documental Córdoba: Misterios Ocultos, que reúne a los mejores historiadores y arqueólogos que trabajan sobre el terreno de la ciudad para profundizar en su pasado.

El documental aplica, junto al arqueólogo y explorador Fabio Amador, las últimas tecnologías de georradar, lídar y escaneo 3D para poder resucitar visualmente Córdoba, una ciudad escondida con más de 2.000 años de existencia.

National Geographic destaca que "Córdoba, la única ciudad española con cuatro declaraciones de Patrimonio Mundial de la Unesco, esconde bajo sus grandiosos edificios monumentos extraordinarios". Por ello, Fabio Amador, que ha trabajado en yacimientos arqueológicos de primera línea, como las pirámides de Teotihuacán o los yacimientos mayas de la península de Yucatán, "enseña cuáles son los misterios ocultos de la ciudad".

Uno de los puntos más relevantes de la tecnología utilizada en esta película es que estos medios permiten conocer qué se esconde en el subsuelo sin necesidad de excavar para ello. Así, en el documental, se estudia el pasado sin destruir el presente.

Los medios utilizados permiten conocer qué se esconde en el subsuelo sin necesidad de excavar

A lo largo de la cinta, Amador se reúne con distintos profesionales, como el catedrático de Arqueología en la Universidad de Córdoba, Desiderio Vaquerizo, que le muestra un antiguo sistema de alcantarillado romano; la directora del Museo Arqueológico de Córdoba, María Dolores Baena, con quien el experto analiza el subsuelo del museo, formado por la infraestructura del antiguo teatro; y el arqueólogo Alberto León y el ingeniero Rafael Ortiz, quienes están investigando qué se esconde bajo la Mezquita y barajan la posibilidad de que se encuentre un conjunto monumental cristiano de grandes dimensiones.

Además, durante el rodaje de Córdoba: Misterios Ocultos, realizado el verano pasado, un equipo de investigación alemán descubrió los restos de la puerta de la Plaza de Armas, el acceso principal al famoso conjunto arqueológico de Medina Azahara, que se aprecia al final del documental.

Todo ello se verá reflejado en este trabajo documental, que resalta cómo la ciudad romana influyó en la Córdoba islámica. Córdoba, en palabras de Fabio Amador, "fue en gran medida un reflejo de Roma, ya que su religión, costumbres y modo de vida eran similares a los de otras grandes ciudades romanas".

Imagen de la Mezquita incluida en el documental. Imagen de la Mezquita incluida en el documental.

Imagen de la Mezquita incluida en el documental. / National Geographic

En el vídeo promocional, el canal de televisión estadounidense señala que esta película "desentierra los misterios ocultos de Córdoba; lugares desconocidos durante cientos de años, los secretos de una ciudad universal clave en la historia de la civilización occidental", incluyendo imágenes del Puente Romano, Medina Azahara, el Alcázar de los Reyes Cristianos y la Mezquita-Catedral.

En un adelanto del documental, la directora del Museo Arqueológico señala que esta institución atrae porque "es imagen de la propia ciudad, donde se ve toda esa mezcla de culturas y los elementos que forman parte de ella". Así, "podemos explicar la historia, la vida, las costumbres y por qué hoy somos como somos". 

Baena recuerda que el edificio está ubicado sobre el teatro romano, que se puede visitar, "por eso este museo es mezcla y a la vez imagen de lo que es la ciudad". En esa línea, se resalta que ese teatro fue usado como cantera, por lo que ahora solo se conserva una parte de lo que fue.

"No fueron guerras ni terremotos lo que destruyó estos edificios, sino el abandono y el tiempo", apunta Fabio Amador, que usa los sillares como punto de partida para lareconstrucción visual del antiguo teatro romano. Mediante novedosas técnicas de escaneo, National Geographic reproduce en tres dimensiones lo que queda de este histórico edificio, lo que a su vez sirve para realizar una reconstrucción completa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios