Alto Guadiato

Cultura autoriza la restitución, excavación y documentación del 'oppidum' de Sierra Boyera, en Belmez

  • El proyecto pretende eliminar el riesgo de pérdida o destrucción del patrimonio

Visita de Cristina Casanueva a Sierra Boyera. Visita de Cristina Casanueva a Sierra Boyera.

Visita de Cristina Casanueva a Sierra Boyera. / El Día

La Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico ha autorizado la actividad arqueológica de urgencia de restitución, excavación y documentación del oppidum de Sierra Boyera, en Belmez. El proyecto se llevará a cabo bajo la dirección de Mercedes Murillo y los materiales extraídos en el transcurso de la intervención serán depositados en el Museo Arqueológico de Córdoba, según ha informado la delegada, Cristina Casanueva.

El proyecto presentado se justifica por la bajada del nivel del agua, la aparición de algunos agujeros de expoliación, el deterioro de estructuras de adobe y de los perfiles del sondeo realizado en 2018, que no se pudo tapar por una inundación, con el consiguiente peligro de pérdida o destrucción del patrimonio

Los objetivos de la intervención son la salvaguarda del conocimiento arqueológico de las estructuras que quedan como artefactos o ecofactos, teniendo en cuenta que se trata de un promontorio que está inundado con mucha frecuencia y expuesto a los cambios de nivel y humedad, así como de las relaciones estratigráficas del sitio, la excavación y documentación de los hallazgos materiales muebles e inmuebles y la delimitación del origen, usos y abandono del sitio.

Contempla diferentes actuaciones como la limpieza del sondeo realizado 2018 y su cerramiento para preservar la estratigrafía, ampliando los perfiles un metro en cada una de las zonas, así como el agotamiento de la estratigrafía. Una vez concluido el trabajo arqueológico se rellenará el sondeo con geotextil y las propias tierras extraídas.

Asimismo, se va a documentar el horno en el que se recogieron siete kilos de escorias, con la posibilidad de realizar pruebas de paleomagnetismo para establecer la cronología del oppidum. Se va a realizar un sondeo de siete por cinco metros estableciendo una medida de un metro desde las paredes más externas del horno. Por último, se realizará otro sondeo de cinco por cinco metros sobre unos posibles hornos rectangulares al norte del yacimiento, para constatar su funcionalidad y preservar la información arqueológica. El sistema de registro se basará en el denominado sistema Harris.

Se prevé un plazo de ejecución de tres meses de trabajo de campo. El proyecto presentado cumple con los requisitos exigidos por la normativa vigente en materia de protección del patrimonio histórico y de autorizaciones de actividades arqueológicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios