Cosmopoética

Cosmopoética cierra con versos y música su XVII edición

María Elena Higueruelo y Raquel Lanseros, durante su lectura poética. María Elena Higueruelo y Raquel Lanseros, durante su lectura poética.

María Elena Higueruelo y Raquel Lanseros, durante su lectura poética. / Lolo Agredano

La XVII edición del festival de poesía Cosmopoética ha llegado a su fin con un cierre fiel a la esencia de la cita, con versos y música, para despedir un ciclo de encuentros marcados por la crisis sanitaria del coronavirus. Los artistas encargados de las últimas sesiones de Cosmoversos han sido Raquel Lanseros, María Elena Higueruelo, Antonio Lucas y Valeria Correa Fiz, mientras que la banda cordobesa Madre de Dios ha actuado en la clausura con su aportación a Cosmoacordes.

Una de las poetas invitadas, la jienense María Elena Higueruelo, ha resaltado la relevancia del festival como punto de encuentro para aquellos que están interesados en la literatura. Desde hace años consideraba la idea de asistir como público, aunque su primer contacto finalmente ha sido como protagonista junto a Raquel Lanseros, algo que ha catalogado como "un lujo" que ha podido compartir con una escritora que ya conocía.

Higueruelo ha leído algunos poemas de Los días eternos, poemario que le ha llevado a ganar el premio Adonáis en 2019. Sus textos indagan en "los efectos de la temporalidad en el desarrollo de un sujeto" y tienen como hilo conductor la alegoría de la caverna. El resultado son poemas "que exploran como el sujeto poético toma conciencia sobre distintos aspectos cotidianos" a través de un acercamiento extraño y con el que los conoce "de forma más plena".

Así, conceptos como "el amor, la memoria o la literatura como ejercicio de escritura" son tratados bajo "un cambio de paradigma". Este acercamiento le hizo valedora del premio Adonáis, aunque con su anterior poemario, El agua y la sed, ya ganó el Premio de Poesía Joven Antonio Carvajal. Los galardones le han permitido "marcar un antes y un después", a la vez que "tener la oportunidad de llegar a lectores nuevos y coincidir con gente con la que establecer nuevos diálogos en torno a la literatura.

Como lectora de poesía, Higueruelo ha afirmado que se considera "bastante abierta, pero con ciertas obsesiones", entre las que ha destacado la poesía de Roberto Juarroz. En su escritura, en concreto en el poemario Los días eternos, se filtra la presencia del romanticismo inglés, ya que siente interés por escritores como T. S. Eliot "y toda la poesía contemporánea a partir del romanticismo". Además, está "muy en contacto con la poesía del presente en España".

Actualmente, la poeta se encuentra cursando un máster en Estudios Literarios y Teatrales como continuación del grado en Literaturas Comparadas, aunque con anterioridad cursó y completó el grado en Matemáticas. Sobre la convivencia de estas dos esferas ha expuesto que "matemáticas y poesía no son mutuamente excluyentes", sino "otras caras de un prisma que no son irreconciliables". Higueruelo usa esta mirada científica en algunos de sus poemas, aunque "en ocasiones es algo accidental".

El paso a los estudios literarios le ha generado "un redescubrimiento radical de la literatura" debido al tiempo que ha podido dedicarle, si bien "normalmente se dedica tiempo a la literatura de forma marginal, la vida tiene otros tiempos y estás en otras cosas". Como consecuencia, ha ampliado sus conocimientos en mitología y lecturas como la Biblia.

En el escenario le ha acompañado la gaditana Raquel Lanseros, que es poeta, traductora, antóloga y profesora de universidad. Su último libro de poesía, Matria, obtuvo en 2019 el Premio Nacional de la Crítica y el Premio Andalucía de la Crítica. Es autora de doce libros de poesía publicados en Francia, Estados Unidos, Colombia, Argentina, Italia, México, Portugal, Marruecos, Perú y Puerto Rico y reconocidos con multitud de premios, como el Premio Unicaja de Poesía, un accésit del Premio Adonáis, el Premio de Poesía del Tren, el Premio Antonio Machado en Baeza y el Premio de Poesía Jaén.

Su obra poética hasta 2016 ha sido reunida íntegramente en el volumen Esta momentánea eternidad. Poesía (2005-2016). En el campo de la literatura infantil y juvenil, ha publicado en 2019 un álbum ilustrado titulado Himbu, el pequeño pintor. Como traductora, destacan sus versiones de Edgar Allan Poe, Lewis Carroll, Sylvia Plath o Louis Aragon.

Ha cerrado la programación de 2020, a las 17:00 en la Sala Orive (a las 21:00 en internet), la banda cordobesa Madre de Dios con su punk con letras basadas en la escritura automática y en la poesía constructivista en español abstracto para las que, en ocasiones, se inventan o deforman las palabras en pro de una sonoridad puramente formalista. En sus canciones, en una primera capa de texto no hay mensaje, es abstracto, se entiende pero no se hila. Sin embargo, quedan sensaciones sonoras que con un render pausado llegan a convertirse en discursos potentes, salvajes y políticamente muy incorrectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios