Aniversario

Antonio Gala, noventa años de pasión por la poesía y el teatro

  • La Fundación que lleva el nombre del escritor le dará un homenaje con poesía y música

Antonio Gala, en un acto de la Fundación que lleva su nombre en 2017. Antonio Gala, en un acto de la Fundación que lleva su nombre en 2017.

Antonio Gala, en un acto de la Fundación que lleva su nombre en 2017. / Juan Ayala

El prolífico y poliédrico artista Antonio Gala cumple 90 años este 2 de octubre, toda una vida dedicada a cultivar gran variedad de disciplinas artísticas en la que la poesía, pero especialmente el teatro, han sido sus mayores pasiones.

Aunque nació en la localidad manchega de Brazatortas, siempre se ha considerado cordobés, ya que en la ciudad califal ha pasado gran parte de sus 90 años y aquí mismo se ubica la Fundación que lleva su nombre y que, según ha confesado él mismo, es la gran "obra" de su vida.

Precisamente en la Fundación, ubicada en el centro de la ciudad, muy cerca de la Real Academia de Córdoba de la que es miembro honorífico y de la Plaza de Séneca, ilustre filósofo romano cordobés, tendrá lugar un sentido homenaje al artista, según detalla el sobrino y director de la misma, José María Gala.

La idea es darle un "pequeño homenaje" con dos de las cosas que "más le gustan" a Antonio Gala, como son la poesía y la música. Y sin desvelar la sorpresa que pretenden dar al homenajeado, los propios alumnos del pasado y presente juegan un papel esencial.

Será el vicepresidente de la Fundación quien inicie el homenaje con unas breves palabras y de inmediato poesía y música inundarán el salón de actos del recinto. La climatología impide realizar en el claustro un acto que ya de por sí de verá afectado por las limitaciones impuestas por la crisis sanitaria derivada de la covid-19.

"Cuando pensamos el acto no sabíamos en qué situación nos íbamos a encontrar a estas alturas", lamenta José María Gala, quien ha resaltado que las peticiones de asistencia han sido "incontables". Y todo a pesar de que Antonio Gala no acudirá por "consejo de los médicos".

"Sería irresponsable hacer un acto multitudinario", afirma el director de la Fundación, quien, no obstante, espera que la efeméride no caiga en el olvido y "quizá más adelante con el apoyo de las instituciones públicas se puede hacer algo más".

Gala ha sido un escritor y una persona precoz en varios aspectos, ya que a los 5 años escribió un relato corto, a los 7 su primera obra teatral, a los 14 ofreció una conferencia en el Círculo de la Amistad de Córdoba y a los 15 años ingresó en la Universidad de Sevilla.

Siempre ha contado Gala que para agradar a su padre médico opositó para Abogacía del Estado, pero abandonó al segundo año antes de ingresar en los Cartujos de Jerez, donde estuvo hasta ser expulsado.

Comienza entonces una etapa bohemia y trabaja en distintos oficios para ganarse la vida hasta que al volver a Madrid ejerce como profesor de Historia del Arte y de Filosofía en varios colegios antes de viajar y permanecer casi un año en Florencia, donde dirigió la galería La Borghese.

En julio de 2011, desde su columna en El Mundo, reveló que padecía un cáncer de colon de difícil extirpación contra el que luchó durante varios años sin salir de su domicilio y que logró superar en 2015.

Pero ya sus apariciones públicas debido a su "delicado estado de salud" han sido contadas y entre las últimas se encuentran la presentación de un libro de un antiguo alumno suyo de la Fundación para jóvenes creadores de Córdoba en enero de 2016, y en 2018 asistió a la entrega de los Premios Loewe de Poesía concedido a otro antiguo becario, su amigo Ben Clark.

Licenciado en Derecho, Filosofía y Letras, Ciencias Políticas y Económicas, Gala es dramaturgo y poeta, además de novelista, ensayista y articulista, y uno de los escritores más leídos y más reconocido en castellano, tanto dentro como fuera de España.

Y aunque en sus noventa años acumula cientos de escritos y premios concedidos y ha trabajado en todos los géneros literarios, su "obra predilecta" es la Fundación. "Su testamento y todo su patrimonio en el futuro quiere que fuera para la Fundación", resalta el director de la misma.

Una pasión, la de su Fundación, que supone el mejor testimonio para culminar una vida entera dedicada a la cultura y en la que el teatro y su condición de "dramaturgo" ha sido quizá una de las señas de identidad más genuinas de un artista y una persona única

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios