EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Músicas contra la peste | Beethoven Beethoven es heavy

Beethoven por Joseph Karl Stieler en 1820 (detalle) Beethoven por Joseph Karl Stieler en 1820 (detalle)

Beethoven por Joseph Karl Stieler en 1820 (detalle) / D. S.

Cuando Beethoven compuso su Sonata Claro de luna en 1801 acababa de cumplir 30 años y estaba a punto de provocar la mayor revolución que la música occidental había conocido desde la época de Monteverdi. Los siguientes serían años de intenso trabajo en una nueva sinfonía, la Heroica, cuyo impacto habría de transformar, en efecto, todo el panorama musical europeo.

Hasta ese momento, las mayores innovaciones formales y expresivas de la música de Beethoven habían tomado el piano como aliado. Y de hecho, esa sonata Claro de luna tenía algunos elementos originales, que parecían proceder del mundo de la improvisación (ese es el sentido de que se publicara con el nombre de "sonata quasi una fantasia"). De la Claro de luna todo el mundo conoce y recuerda su mágico primer movimiento, ese Adagio sostenuto que según Berlioz "es uno de esos momentos poéticos que el lenguaje humano no alcanza a definir". La obra sigue con un gracioso y leve Allegretto y un enérgico, vibrante Presto agitato final.

Beethoven, el revolucionario, no podía haber previsto que más de 200 años después dos jóvenes veinteañeros iban a reinterpretar ese impetuoso tiempo final en clave de heavy. Son Cole Rolland, un guitarrista canadiense de metal, pero acostumbrado a trabajar sobre piezas clásicas, y Kristina Schiano, una percusionista neoyorquina, quienes nos ofrecen esta imagen insólita de la música beethoveniana. ¿Cuántas notas por segundo es capaz de sacar de su guitarra este muchacho?, ¿qué espíritu indómito mueve los pies y los brazos de esta chica? ¿Está Beethoven detrás de todo ello? 

Contra la peste, un genio que cumple 250 años y dos jovencitos que se beben su música con la pasión de los grandes descubrimientos. Una cortina de metal contra el bicho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios