La Feria

Unos 2.000 feriantes se manifiestan en Córdoba en busca de ayuda por parte de las administraciones

Feriantes durante la manifestación en Gran Capitán. Feriantes durante la manifestación en Gran Capitán.

Feriantes durante la manifestación en Gran Capitán. / Juan Ayala

Alrededor de 2.000 feriantes han recorrido Córdoba capital, desde El Arenal hasta la Delegación de Hacienda en Gran Capitán, en busca de ayuda para el sector por parte de las administraciones. Según ha explicado el presidente de la plataforma de Comerciantes, Empresarios y Feriantes de Andalucía (Cefan), Francisco Jiménez, "pedimos un paquete de medidas adaptado a nuestra situación".

En concreto, Jiménez ha destacado que "el 95% de los empresarios no estaban dados de alta porque somos un sector que sufre la temporalidad". El inicio del estado de alarma se produjo antes de que las primeras ferias se pudiesen llevar a cabo, ante lo que ha recalcado que "trabajamos en verano y el invierno lo usamos para invertir en la siguiente temporada".

En este sentido ha aclarado que, a estas alturas, "las inversiones ya deberían de estar hechas" y que "el 60% de las ganancias se destinan a inversiones", lo que dificulta el futuro de muchas de estas empresas. 

La situación afecta a más de 1.000 empresarios y 4.000 trabajadores en Córdoba, pero en Andalucía las cifras se elevan a 40.000 trabajadores de alrededor de 800 empresas. Uno de los problemas que ha destacado Jiménez es que "las comunidades autónomas pidieron por voluntad propia las competencias, y ahora la Junta de Andalucía se la ha cedido a los ayuntamientos para eximirse de problemas".

Así, ha denunciado que "le pasan la bola al más pequeño" y que, con las recomendaciones actuales, "no se quiere mojar nadie, a pesar de que luego están las terrazas llenas". Por ello, piden que se atienda a su situación "defendiendo los derechos universales que también nos pertenecen".

Otras de las demandas del sector es "que tengamos un epígrafe único en la Seguridad Social, actualmente estamos bajo varias ramas distintas". Esto supone un problema debido a los periodos en los que desarrollan su actividad, ya que "empezamos alrededor de Semana Santa y concluimos en octubre", tras lo que la mayoría se da de baja.

Jiménez ha expresado que espera "que las negociaciones lleguen a buen puerto y las ayudas lleguen pronto". Con el cese total de la actividad y la falta de apoyo por parte de las administraciones, el presidente de Cefan ha advertido de que "muchos de los feriantes que están hoy aquí desaparecerán para el próximo año, y eso es una pena". Por ello, ha recordado que "todas las administraciones tienen su parte de responsabilidad" y deben asegurar un apoyo del que actualmente carecen.

Córdoba, como el resto de provincias españolas, vivirá un 2020 en el que estas celebraciones se han perdido por completo. La Feria de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba fue aplazada y cancelada posteriormente de forma definitiva, como sucedió con todas las celebraciones que se encuadran en el mayo de cordobés.

Los profesionales de este sector han realizado varios llamamientos para encontrar una solución definitiva a la crisis que se ha instalado con la pandemia. El pasado 10 de junio, recorrieron la carretera desde Aguilar de la Frontera hasta Lucena, denunciando "una situación dramática", una imagen que se ha repetido en todo el territorio nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios