Mercadona apuesta por la sostenibilidad Ahorros con los que ganamos todos

  • Mercadona extiende por toda Andalucía su modelo de tienda eficiente con el medio ambiente, que ofrece mejoras al cliente utilizando un 40% menos de energía.

  • Pequeñas diferencias, grandes mejoras

Nuevos puntos de recarga para automóviles eléctricos de una tienda de Mercadona en Espartinas. Nuevos puntos de recarga para automóviles eléctricos de una tienda de Mercadona en Espartinas.

Nuevos puntos de recarga para automóviles eléctricos de una tienda de Mercadona en Espartinas. / M. G.

La cadena de supermercados Mercadona está extendiendo de forma rápida su concepto de tienda eficiente por toda Andalucía. Uno de los ejemplos más claros de esta apuesta clara por la sostenibilidad es que ya existen más de 60 establecimientos en la región con plazas de aparcamiento con puntos de recarga eléctrica para este tipo de vehículos más limpios con el medio ambiente al no emitir gases contaminantes.

De este modo, Andalucía aporta un buen número de espacios de este tipo a la red de Mercadona en toda España, territorio donde la cadena de supermercados se ha colocado líder en este área en tan sólo unos meses, adelantando incluso a empresas especializadas en la energía.

Gracias a las nuevas tiendas eficientes abiertas y las reformadas para que obtengan este distintivo, Mercadona alcanzará alrededor de 1.500 puntos de recargas para vehículos eléctricos a finales del presente año. Un esfuerzo inversor que permitirá que posea alrededor de uno de cada siete espacios de estas características en España.

Pero este importante respaldo a los vehículos eléctricos, con el fin último de ayudar a evitar el calentamiento global y la contaminación del aire en los núcleos urbanos, no es ni de lejos la única medida de ahorro enérgetico y de respeto al entorno que Mercadona está implantando en sus tiendas andaluzas, españolas y portuguesas a velocidad de crucero.

Importante inversión

Así, los planes de Mercadona en la comunidad para el periodo 2020-2023 pasan por ejecutar una inversión superior a los 750 millones de euros, que destinará fundamentalmente a la adaptación de toda su red de supermercados al nuevo modelo de tienda eficiente de la compañía, que prioriza la sostenibilidad energética y medioambiental, a la vez que mejora la experiencia de compra de los clientes.

El objetivo es contar con más de 200 supermercados de este nuevo modelo al cierre de 2020 en Andalucía, donde cuenta con una plantilla de cerca de 19.000 personas personas con empleo estable y de calidad.

Sección de comidas recién hechas de Mercadona en Espartinas. Sección de comidas recién hechas de Mercadona en Espartinas.

Sección de comidas recién hechas de Mercadona en Espartinas. / M. G.

En los últimos tres años, Mercadona ha destinado 556 millones de euros al crecimiento y modernización de su red de tiendas y a la optimización de su red logística en la región.

Principales medidas

Entre las principales medidas de ahorro y de eficiencia energética, con el que consiguen el mismo rendimiento pero con un menor consumo, que tienen las nuevas tiendas se encuentra el aislamiento térmico de los edificios, gracias a "una mayor presión del aire dentro de la sala ventas que fuera, de manera que no se escape la climatización de la tienda", o lo que es lo mismo evitar que el calor no entre en verano ni salga del edificio en invierno.

Además, los establecimientos están equipados con nuevos hornos, que alcanzan la temperatura necesaria en poco tiempo, por lo que se ponen en funcionamiento poco antes de cada hornada, evitando un significativo gasto energético.

Además, los sensores de movimiento hacen que la iluminación se apague donde no sea necesaria, como en la zona de almacén cuando no se está trabajando.

En este sentido, la iluminación con tecnología LED, unida a otra serie de sensores, permite regular la intensidad de la luz en función de la actividad o la cantidad de luz que haya en el exterior.

Igualmente, el diseño de las nuevas permite aprovechar al máximo la luz natural, con lucernarios y más zonas acristaladas, como se puede comprobar en la propia entrada.

La colocación de puertas en los muebles de congelados o la colocación de sensores de temperatura estratégicamente situados por el edificio facilitan el mantener una temperatura ideal con un importante ahorro de energía.

Algo que también se logra con el sistema de recuperación de calor en los pasillos de carne y charcutería o con la ventilación natural mecánica, que aprovechar el aire del exterior.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios