Fútbol Sala | Segunda Nacional Femenina

El Deportivo Córdoba recupera a todas sus jugadoras en la jornada de descanso

  • Las futbolistas que se contagiaron de covid-19 ya trabajan con el líder del Subgrupo 3-B

La plantilla del Deportivo Córdoba posa al completo tras un entrenamiento en Vista Alegre. La plantilla del Deportivo Córdoba posa al completo tras un entrenamiento en Vista Alegre.

La plantilla del Deportivo Córdoba posa al completo tras un entrenamiento en Vista Alegre. / El Día

El Cajasur Deportivo Córdoba vive en un estado de plena felicidad. Líder del Subgrupo 3-B de Segunda Femenina con pleno de victorias tras tres partidos disputados y ya con toda la plantilla al completo tras recuperar a las jugadoras que causaron baja por el covid-19, el equipo que comanda desde la banda Juanma Cubero afronta su jornada de descanso por el calendario con la confianza a tope. Atrás queda la goleada al Luis de Camoens ceutí (1-9) y en el horizonte aparece el duelo con La Garrovilla del próximo fin de semana.

Una de las protagonistas del choque ante las caballas fue la bigoleadora Celi Calderón, que pese al paso de los días recuerda que al equipo le "costó" sacar el partido más de lo que puede parecer viendo el resultado. "En la primera parte empezamos con la presión del juego, del tacto de la pista, y por eso nos costó más, pero ya en la segunda mitad modificamos muchas cosillas, corrigiendo fallos que estábamos cometiendo y todo cambió totalmente; soltamos la presión que teníamos, empezamos a jugar como sabemos y en cuanto nos liberamos un poco se vio que tenemos muy buen equipo y les hicimos mucho daño".

La pívot almeriense hacía énfasis en el mérito de los últimos triunfos conseguidos a pesar de las numerosas ausencias, por culpa de los contagios de coronavirus que afectaron a parte del plantel, lo que propició que tuviera que lucir el brazalete en su quinta campaña en el club. "Fue un orgullo ejercer la capitanía", comenta Celi Calderón, que tomó el relevo por la baja de Marixu Romero, lo que le invita a decir que ojalá no tenga que "volver a portarlo en estas circunstancias".

A nivel personal, la 10 cajista, que ya vio puerta también por partida doble en el choque de semifinales de la Copa de Andalucía frente a El Ejido, asegura que se encuentra "bien, muy contenta, con muchas ganas y mucha ilusión por conseguir los objetivos que el club se ha marcado y que nosotras queremos conseguir". "Pero más allá de por mis goles, estoy más que satisfecha por el juego que estamos realizando todo el equipo en cada partido", continuó.

Sin renegar del gran momento que atraviesa el Deportivo Córdoba, Celi Calderón prefiere ser cauta, porque "queda muchísima temporada, la liga es muy larga, faltan muchos partidos por jugar". "También debemos procurar que no haya lesiones y que todo se mantenga en orden en ese sentido", añade la almeriense, que es consciente de que "en esta primera fase puede que sea algo más asequible la competición, y será a partir de marzo en la segunda cuando nos enfrentemos a los equipos más competitivos, a los cuatro mejores del otro subgrupo, y ahí será cuando llegue lo bueno y la parte decisiva, que es lo bonito de fútbol sala".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios