Fútbol Sala | Primera División

El Córdoba Futsal, entre el pasado y el futuro

  • El club celebra el primer aniversario del ascenso a Primera visitando la Mezquita-Catedral

  • "Tenemos la plantilla prácticamente hecha", apunta García Román, con "miedo" por el presupuesto

La delegación del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, en su visita a la Mezquita-Catedral. La delegación del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, en su visita a la Mezquita-Catedral.

La delegación del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, en su visita a la Mezquita-Catedral. / Juan Ayala

El 1 de junio siempre tendrá un lugar en la historia del deporte cordobés. Ese día, del pasado 2019, el Córdoba Futsal Patrimonio de la Humanidad devolvió a la provincia a la élite del fútbol sala nacional con su victoria sobre el Mengíbar en la final del play off de Segunda División. Un ascenso histórico al que el club blanquiverde ha ido sumando otros momentos cumbre durante su paso por Primera, que continuará la próxima campaña con un proyecto que ya tiene su forma más que definida.

Como no puede ser de otra manera, y aprovechando la desescalada de la crisis del coronavirus, el Córdoba Futsal ha comenzado a celebrar este lunes el primer aniversario de aquel inolvidable ascenso. Lo ha hecho con una visita guiada a la Mezquita-Catedral de una delegación encabezada por el presidente, José García Román, el cuerpo técnico y seis jugadores, y los principales patrocinadores de la entidad, entre los que se encuentra precisamente el Cabildo. El martes tocará un almuerzo de hermandad para cerrar los actos.

"El ascenso es un momento entrañable dentro de la corta historia de la entidad", ha apuntado antes de dar comienzo a la visita García Román, que en su breve alocución ha hecho un viaje virtual entre el pasado más glorioso de la entidad y el futuro que le espera, deteniéndose también en un presente que sin duda está marcado por esta crisis sanitaria del covid-19 que ya ha empezado a trasladarse a la economía del país, y lo que queda, según los expertos en la materia.

El dirigente cordobés ha recordado que, tras el pitido final de aquella batalla en Mengíbar, su primera sensación de alegría fue "por Córdoba". Y se ha agarrado a los números para defender el bien que el ascenso ha hecho a la ciudad: "Estará en cuatro millones y medio el retorno económico. Hemos puesto a la ciudad en el mapa del fútbol sala y ojalá pudiera ocurrir lo mismo con otros deportes, porque el deporte publicitariamente es bastante importante y nuestra ciudad lo necesita".

Pero José García Román también ha tenido palabras sobre la planificación del próximo proyecto del Córdoba Futsal, más que avanzada porque "esto del confinamiento nos ha permitido adelantar bastante". "Hay contratos sin cerrar, pero las negociaciones están muy avanzadas y esperamos que pronto puedan ser oficiales todos los fichajes", ha matizado el dirigente antes de incidir en que "tenemos la plantilla prácticamente hecha".

Dos fichajes confirmados y otros a punto

De momento, los blanquiverdes ya han anunciado dos fichajes con las incorporaciones de los gaditanos Jesulito y Álex Constantino, y tienen atados al pivote Alberto Saura (O'Parrulo), el portero Prieto (Levante), el pívot Boyos (Meta C5 Futsal) y el cierre Ricardo (ElPozo Ciudad de Murcia), para contrarrestar las siete bajas que sufrirá su plantilla respecto a la del último curso.

Unos movimientos que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad está realizando con "mucho miedo, porque el presupuesto se va a encarecer bastante", pero con la idea de vivir más desahogado en la clasificación, pues "no podemos conformarnos con aspirar a ser el decimocuarto, más si suben dos y, aunque no se saben los descensos, se habla de que puede haber cuatro descensos".

"Nuestro objetivo tiene que ser consolidar la categoría. Eso supone reforzar la plantilla, y esto a su vez, un gasto bastante superior al que hemos tenido. Esto, partiendo de que va a ser difícil conseguir los ingresos que hemos tenido este año, hace que tengamos mucho miedo en cuanto al presupuesto", ha puntualizado José García Román.

Y eso que ha anunciado una reducción de 100.000 euros de otras partidas para sumarlo a la plantilla, antes de advertir que "el tema del público -hay muchas dudas de si podrá haber asistencia en los pabellones y en qué número el próximo ejercicio por la crisis del covid-19- es lo más complicado, porque supone un tercio del presupuesto y no poder contar con público sería un duro varapalo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios