Ciudad de Lucena – Sevilla FC | La previa La Copa, una ventana al mundo

  • El gran trabajo del Ciudad de Lucena se ve premiado con su debut en el torneo ante un rival top

  • Unos 400 aficionados volverán a disfrutar de los suyos, que no renuncian a dar la sorpresa

Varios jugadores del Ciudad de Lucena realizan carrera continua antes de un entrenamiento. Varios jugadores del Ciudad de Lucena realizan carrera continua antes de un entrenamiento.

Varios jugadores del Ciudad de Lucena realizan carrera continua antes de un entrenamiento. / El Día

La Copa del Rey es una fiesta para los modestos, tierra de cultivo de sorpresas y batacazos de leyenda. Municipios acostumbrados al fútbol de los domingos, ese entre vecinos más o menos allegados -caray con el término, tan de moda ahora-, se engalanan para recibir a equipos que de cuando en cuando ven por televisión entre picoteos y charlas de bar, cuando se podía. Suelen ser días de locura, una especie de Bienvenido Mr. Marshall actualizado, que se mantiene incluso en estos tiempos de coronavirus que todo lo ha cambiado, y no precisamente para mejor.

En esa vorágine llevan metidos un mes Lucena y su club, el Ciudad de Lucena, desde que el bombo de los caprichos y la mano de un legendario sevillista como Antonio Álvarez emparejó a su club con los celestes. Es, por ahora y sin duda alguna, el partido de la temporada para un equipo que sabe que su objetivo está en la liga, donde es segundo en el Subgrupo X-B de Tercera División, tras el pinchazo del pasado sábado ante el Gerena. Allí es donde está la comida, donde toca centrar los esfuerzos cada siete días para volver a estar, con mejor final que el pasado verano, en la batalla final por el ascenso cuando la primavera apriete.

Pero mientras eso ocurre, toca disfrutar, verbo que conjuga perfectamente con competir. Porque es el esfuerzo y el buen trabajo de ese pasado reciente, y de años atrás, el que este martes (20:00, DAZN) se convierte en recompensa con la visita del Sevilla de las seis Europa League, el quinto de LaLiga Santander, para ser testigo de su estreno histórico en la Copa del Rey. Un torneo que ya pasó por el corazón de la Subbética cuatro veces más, aunque nunca con este sabor de partido grande, en mayúsculas. Ahora el que llega es un club de Primera, de los favoritos a todo; y eso no ocurre todos los días por estas latitudes.

Es cierto que la ocasión parece propicia para que Julen Lopetegui, capitán del barco de Nervión, tire de las habituales rotaciones. Pero sus propias palabras, apartando rápidamente las cuestiones sobre el Borussia Dortmund y la Champions para poner el foco en el Ciudad de Lucena invitan a pensar que el respeto es máximo, como debe de ser. De hecho, el técnico guipuzcoano ya sufrió en primera persona hace menos de un año la afrenta del Mirandés, de Segunda, que noqueó a los suyos en Anduva para apartarlos de la carrera hacia un título siempre apetecible. Y no quiere que la historia se repita ahora.

De momento, su unidad B ya le respondió hace una semana en Rennes, apartando las dudas que sobre ella se cernía tras algún que otro resbalón en el inicio del curso. Aquello era la Champions y el glamour siempre está presente; en Lucena la cosa será bien diferente para los Gudelj, Sergi Gómez, Rekik u Óscar Rodríguez, que parten con rol de titulares en un escenario que no da lugar a las excusas. Porque es de césped sintético, como en el que el Sevilla ya trabajó este lunes, pero sus dimensiones son amplias y permiten lucir juego. Basta ver el estilo de este Ciudad de Lucena.

Alineaciones probables del Ciudad de Lucena - Sevilla. Alineaciones probables del Ciudad de Lucena - Sevilla.

Alineaciones probables del Ciudad de Lucena - Sevilla. / El Día

Un equipo bien trabajado por los hermanos Carrasco, sobrinos del ex presidente sevillista José María del Nido Benavente, con un estilo bien definido que intentarán volver a plasmar ante todo un cinco veces campeón copero. Por si fuera poco, contarán con el apoyo de 400 aficionados que ya agotaron el papel puesto a la venta para no perderse un partidazo en el que tienen también un papel asignado. Solo el lesionado Chucky Pierce se pierde la cita. Los demás están todos aptos. Queda por ver si Dimas refresca el equipo o tira de los habituales... aunque alguna modificación seguro que habrá.

Ya solo queda esperar que la pelota empiece a rodar. El Sevilla ya sabe que si abre la puerta, si no demuestra en el verde que la distancia en la que se mueve es real, si aparta un poco la necesaria implicación que requiere todo partido oficial o si piensa más en el Dortmund o el Valladolid, el Ciudad de Lucena está dispuesto a hacer de las suyas. De momento, en la previa, no renuncia a dar la sorpresa. Luego será el terreno de juego el que dicte sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios