Fútbol | Copa del Rey

Lucena y su quinta vez con la Copa del Rey

  • El debut del Ciudad de Lucena toma el relevo del Atlético Lucentino Industrial y el Lucena CF

El Ciudad de Murcia fue el primer rival copero, entonces del Atlético Lucentino Industrial, en 2001. El Ciudad de Murcia fue el primer rival copero, entonces del Atlético Lucentino Industrial, en 2001.

El Ciudad de Murcia fue el primer rival copero, entonces del Atlético Lucentino Industrial, en 2001. / El Día

El histórico estreno del Ciudad de Lucena en la Copa del Rey, este martes frente a un rival de postín como el Sevilla, supondrá la quinta ocasión que el municipio disfruta del torneo del KO. Las cuatro anteriores, concentradas todas en este siglo XXI, llegaron bajo el escudo del Atlético Lucentino Industrial y el Lucena, que acumuló las tres más recientes, en la primera mitad de esta década, en el momento culmen del fútbol en la ciudad aracelitana, con el equipo en Segunda División B y peleando por dar el salto a Segunda.

Pero aquello ya es historia, y hoy el protagonismo lo acapara el Ciudad de Lucena, que tuvo que tomar un camino alternativo para mantener el balompié lucentino en pie ante los problemas de gestión de su antecesor. Y tras no poco esfuerzo y unos años de imparable crecimiento, ahora toca saborear el premio por la buena campaña 19-20, que no pudo culminar con el salto a la división de bronce, pero sí otorgó el billete para esta Copa del Rey de disfrute máximo, pues la guerra y el sufrimiento están en la liga.

Enfrente aparecerá el Sevilla, vigente campeón de la Liga Europa, en octavos de final de la Champions, actual quinto clasificado en la Liga Santander y cinco veces campeón de Copa. Será la primera vez que un conjunto de Primera División juegue un partido oficial en Lucena. Un acontecimiento, sin duda alguna mágico, que estuvo cerca en varias de esas otras incursiones coperas del fútbol aracelitano, aunque no llegó a concretarse sobre el verde lo que sí trajo en esta ocasión la suerte del bombo.

El primer partido de Copa del Rey que se vivió en Lucena fue el 6 de septiembre de 2001. Como rival, un Ciudad de Murcia que de la mano de Quique Pina ya estaba en Segunda B, tras firmar su segundo ascenso consecutivo meses antes. El cuadro lucentino, que por entonces dirigía Paco Buendía y estaba más que asentado en Tercera División -venía de jugar su primera promoción de ascenso a Segunda B, tras ser tercero en la fase regular-, venció en casa con goles de Lupi y Agustín, si bien un penalti transformado por Francis dibujó un 2-1 que daba ventaja a los murcianos para la vuelta.

Un tanto a la postre definitivo, pues el equipo rojillo ganó dos semanas después por la mínima (1-0) al Atlético Lucentino Industrial, con una diana de Vidal, pero avanzó a la ronda de treintaidosavos por el valor doble de los goles en campo contrario. Allí, el Ciudad de Murcia se midió (y eliminó) precisamente al Sevilla, que acababa de retornar a la élite.

Hubo que esperar una década para que la Copa volviera a brillar en Lucena. Y lo hizo ya de la mano del extinto Lucena CF y como culminación a los mejores años de fútbol en la ciudad. Con el club poniendo los cimientos para lo que vendría después -bueno y malo, que de todo hubo- el reencuentro llegó bajo la dirección ya de Falete, que tomó el relevo de un Alberto Monteagudo que había clasificado sextos en el Grupo IV a los celestes, propiciando la oportunidad de volver a jugar el torneo del KO.

El José Antonio Elola de Tudela asistió al primer pase copero lucentino, ante el Tudelano en 2010. El José Antonio Elola de Tudela asistió al primer pase copero lucentino, ante el Tudelano en 2010.

El José Antonio Elola de Tudela asistió al primer pase copero lucentino, ante el Tudelano en 2010. / LOF

El debut, en segunda ronda de una competición ya a partido único en sus fases iniciales, se produjo a domicilio, en tierras navarras y ante el Tudelano. Pineda y Obregón rubricaron un incontestable 0-2 que dejaba a los lucentinos una vez más a un paso de poder obtener el premio de medirse a un rival de la máxima categoría. Pero no fue así, porque en la tercera ronda se cruzó el Universidad de Las Palmas, que asaltó el Ciudad de Lucena (0-1) con un solitario tanto del gigantón Aridane. Los canarios, ya en dieciseisavos y a ida y vuelta, se cruzaron con el Atlético de Madrid, que resolvió en la isla.

Dos años más tarde, al comienzo de la campaña 12-13, y ya tras haber intentado el ascenso a Segunda División por primera vez tras una brillantísima tercera posición en el G-IV -la Ponferradina fue verdugo en semifinales tras el paso previo del Huracán de Valencia-, el Lucena repitió en la Copa… y volvió a quedarse a un paso de alcanzar los cruces ante equipos de la élite.

En la segunda ronda, goleó a la SD Logroñés sin paliativos (4-1, con firma de Adrián, que hizo doblete, Dani Lanza y Fernando), pero en la tercera, en plena fiesta, apareció como un ciclón el Cacereño para hacer añicos la ilusión celeste. De nuevo de local, el equipo de Falete cayó 1-3 en una noche que arrancó torcida por el autogol de Gavilán y se fue complicando con los de Rafa Gómez y Santi Amaro, que dejaron en nada el del honor el de Obregón.

Falete consuela a un jugador tras la derrota ante el Cacereño, la última vez que la Copa llegó a Lucena. Falete consuela a un jugador tras la derrota ante el Cacereño, la última vez que la Copa llegó a Lucena.

Falete consuela a un jugador tras la derrota ante el Cacereño, la última vez que la Copa llegó a Lucena. / El Día

Esa fue la última vez que Lucena vivió de cerca la Copa del Rey, aunque no la última participación de su equipo. El curso siguiente, el 13-14, al Lucena le tocó arrancar en la segunda ronda en Leganés ante un equipazo dirigido por Asier Garitano que meses más tarde terminó subiendo a la categoría de plata en la que hoy sigue. Los dobletes de Carlos Martínez, ex del Villanueva, y el cordobés Fernando Velasco, y otra diana de Sergio Postigo, hoy central del Levante, dejaron en anécdota el de Pepe Díaz para los lucentinos (5-1), que así cerraron un cuento que este martes volverá a escribir una nueva página con el estreno, histórico, del Ciudad de Lucena ante todo un Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios