Balonmano | Liga Asobal

El Ángel Ximénez-Avia vuelve a morir en la orilla ante el Abanca Ademar León (22-25)

  • El conjunto pontano acumula ya un año sin lograr el triunfo de local en la competición liguera

  • El tropiezo del Teucro permite a los de Julián Ruiz mantener cuatro puntos sobre el descenso

La defensa del Ximénez intenta frenar un ataque del Ademar. La defensa del Ximénez intenta frenar un ataque del Ademar.

La defensa del Ximénez intenta frenar un ataque del Ademar. / Cabezas

Remar mucho y bien… para morir en la orilla. Es lo que le volvió a ocurrir a un Ángel Ximénez-Avia que, tras firmar una más que aceptable segunda parte, acabó sucumbiendo ante la mayor experiencia y oficio del Ademar León (22-25), que ratificó su condición de bestia negra de los pontanenses. El revés queda minimizado por la derrota del Teucro, que permite mantener cuatro puntos con el descenso.

Los de Julián Ruiz no arrancaron especialmente inspirados y pronto se vieron con un 0-4 en contra que pesó como una losa durante el primer tramo del choque. La buena dirección de Simonet, los goles de Mosic y un sólido 6:0 defensivo permitieron al equipo de Rafa Guijosa dominar con comodidad, llegando a tener una máxima de seis tantos (6-12).

Pero el Ximénez no se rindió. No sólo no le perdió la cara al partido, sino que con el paso de los minutos fue mejorando sus prestaciones defensivas apoyado en las intervenciones de De Hita, que cumplía su partido 300 en Asobal, y encontrando algunos resquicios en la retaguardia visitante. Así, los locales pudieron recortar ligeramente la desventaja al descanso (11-14).

Tras el paso por los vestuarios, el Ángel Ximénez mejoró más atrás, dificultando la circulación de la primera línea leonesa y tapando las vías de agua que el pivote Pesic había generado en el primer acto. Además, la efectividad goleadora de Juan Castro y la aportación de Juanlu Moyano posibilitaron que el marcador se fuese estrechando lentamente, ante la preocupación de un Guijosa que se desgañitaba pidiendo intensidad a los suyos.

A pesar de las paradas de Biosca, el Puente Genil fue poco a poco limando la desventaja para llegar a ponerse a uno (21-22) al transformar Castro un siete metros a cinco minutos para el final. Pero los ataques largos del Ademar, siempre al filo del pasivo, y con la máxima paciencia para buscar la mejor solución, encontraron su premio con un gol de Juanín García desde el extremo y otro, acto seguido, de Gonzalo Pérez a la contra. Así, el duelo quedó finiquitado para decepción de la afición pontanesa, que cumple un año sin ver ganar a su equipo en casa en la competición liguera.

Ficha técnica:

Ángel Ximénez-Avia (22): De Hita (p); Barros, Cuenca (2), Rudovic (2), Chispi (1), Almeida (1) y Víctor Alonso (2) –siete inicial–, Jiménez (1), Castro (9,3p), Túa, Juanlu (4), Chaparro, Costa Días, Martín, Consuegra y Lombés (ps).

Abanca Ademar León (25): Biosca (p); López (1), Simonet (4), Vieyra (4), Jaime Fernández (2), Mosic (4) y Pesic (3) –siete inicial–, Juanín García (1), Carou, Rodrigo Pérez, Ligetvari, David Fernández (1), Marques (1), Gonzalo Pérez (2), Carrillo (2p) y Slavic (ps).

Parciales: 1-4; 3-5; 5-9; 6-11; 9-13; 11-14 (descanso) 12-16; 15-18; 18-21; 19-21; 20-22 y 22-25.

Árbitros: Ausas Busquets y Florenza Virgili (Cataluña). Excluyeron por el Ángel Ximénez-Avia a Chispi, Barros y Rudovic, y por el Ademar León a Carou y Simonet.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 21 de la Liga Asobal disputado en el pabellón Alcalde Miguel Salas ante unos 250 espectadores. La entrada más floja de la temporada al coincidir la fecha y hora del partido con Sábado de Romanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios