Balonmano

La Federación anula la sanción al Ángel Ximénez por la ausencia de su técnico, enfermo de covid-19

  • El Comité Nacional de Competición de la RFEBM rectifica y deja sin efecto una multa económica por dos faltas de Paco Bustos, que estuvo diez días ingresado en la UCI

Paco Bustos, entrenador del Ángel Ximénez. Paco Bustos, entrenador del Ángel Ximénez.

Paco Bustos, entrenador del Ángel Ximénez. / BM Puente Genil

La ausencia de Paco Bustos en el banquillo del Ángel Ximénez durante los dos últimos partidos de la Liga Asobal ha generado una polémica que ha obligado a la Real Federación Española de Balonmano a rectificar una controvertida decisión tomada al respecto. El Comité Nacional de Competición ha dejado sin efecto una multa económica que horas antes había impuesto al club de Puente Genil por la ausencia en dos partidos consecutivos de su entrenador, que se encontraba ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos luchando por superar el coronavirus.

La polémica sanción al Ángel Ximénez, que había sido multado con 125 euros por esas dos incomparecencias de su técnico, ha levando revuelo y causado indignación en las redes sociales, provocando la rápida reacción de la Federación.

Y es que amparándose en la reglamentación vigente, pero sin tener en cuenta la coyuntura sanitaria actual, el Comité Nacional de Competición, órgano federativo que se encarga de velar por el funcionamiento de las competiciones federadas del balonmano español, había impuesto una sanción al Ángel Ximénez por "no presentar entrenador" en el encuentro disputado ante el Logroño La Rioja, considerando al club cordobés "reincidente", pues la misma circunstancia se produjo unos días antes en el choque ante el Anaitasuna.

Durante la celebración de ambos encuentros, Paco Bustos se encontraba ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Reina Sofía de Córdoba, donde durante diez días luchó contra las complicaciones que había experimentado tras contagiarse de covid-19. El técnico, felizmente, hace unos días que superó la enfermedad y apura su recuperación en su domicilio antes de reintegrarse en la disciplina del equipo de Puente Genil.

Ante el revuelo levantado por la incomprensible sanción impuesta al Ángel Ximénez, la Real Federación Española de Balonmano ha reaccionado rápidamente, dejando sin efecto la multa económica, aunque ha justificado la actuación de su Comité Nacional de Competición en base a que el club pontanense no comunicó oficialmente que su entrenador estaba de baja por causas sanitarias, algo a lo que los clubes están obligados según el protocolo sanitario que rige esta temporada la competición.

Con todo, la delicada situación de Paco Bustos fue recogida por el Ángel Ximénez en las redes sociales y recibió un amplio eco en los medios de comunicación, deparando numerosas muestras de cariño y apoyo hacia el técnico cordobés desde todos los estamentos de su deporte. Una circunstancia que había pasado inadvertida para la Federación, generando una agria polémica que al final parece haber quedado subsanada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios