atletismo campeonatos de españa

Doble alegría con sabor a oro

  • Carmen Romero se cuelga la plata en 400 vallas y Francisco Javier López el bronce en 110 vallas

  • Hortelano, nuevo récord nacional de 200

Francisco Javier López afronta el sprint final junto al ganador de los 110 vallas, Orlando Ortega. Francisco Javier López afronta el sprint final junto al ganador de los 110 vallas, Orlando Ortega.

Francisco Javier López afronta el sprint final junto al ganador de los 110 vallas, Orlando Ortega. / javier lópez / efe

Los cordobeses Carmen Romero y Francisco Javier López se colaron por méritos propios en la fiesta de Bruno Hortelano, principal nombre propio del cierre del Campeonato de España de atletismo celebrado en Getafe. Porque la combinera noriega, en su primera gran aparición en las vallas, se colgó la medalla de plata en los 400, mientras que el vallista logró el bronce en los 110. Dos premios con sabor a oro ante la distancia con sus enemigos, todos con mínima para el Europeo de Berlín de agosto.

A Carmen Romero no le ha podido salir mejor su apuesta por el 400 vallas. A pesar de clasificarse con la sexta mejor marca en semifinales, la noriega afrontó la final con opciones de podio, pues partía con el tercer mejor registro de las participantes. Y no sólo cumplió el pronóstico, sino que firmando su mejor plusmarca de siempre ganó la medalla de plata con un tiempo de 59.23, superando en el sprint a Paulette Natacha Fernández, tercera con 59.48; lejos de ambas, y confirmando su favoritismo, Sara Gallego se llevó el triunfo con un registro de 57.85 que refuerza sus sensaciones para el Europeo, para el que tiene la mínima B desde hace diez días, en la reunión finlandesa de Tempere.

También brillante fue la actuación de Francisco Javier López logrando la única medalla que, en condiciones normales, ahora mismo no tiene dueño en el 110 vallas español. El cordobés, tras acceder a la final con el tercer mejor tiempo -14.01 en su semifinal-, calcó su marca de preliminares (13.87) para superar a su gran rival, Enrique Llopis, en apenas cinco centésimas. Junto a ambos, los otros dos atletas que bajaron de 14 segundos fueron los cubanos nacionalizados Orlando Ortega, oro con un registro de 13.32, y Yidiel Islay Contreras, plata con 13.46, que de esta forma confirmaron su buen estado de forma para el Europeo.

Junto a los dos brillantes medallistas, la delegación cordobesa cerró su participación en la prueba de pértiga femenina, donde Ana María Chacón fue octava tras superar a la tercera los 3.70 y a la primera los 3.90, siendo eliminada en su intento por batir los cuatro metros; y Alicia Jaut compartió el puesto 11 al superar a la segunda los 3.70 y no pasar los 3.90.

El otro gran protagonista de la jornada fue Bruno Hortelano, que regresó por la puerta grande tras dos años de sacrificio callado para recomponer los destrozos sufridos en un grave accidente, algo que sólo está al alcance de los elegidos. Su vuelta fue con un nuevo récord nacional de 200 (20.04) en semis, marca que luego no pudo mejorar en la final, donde con 20.15, su tercer mejor registro de siempre, recuperó el título.

Álvaro de Arriba derrotó en 800 al nuevo plusmarquista nacional, Saúl Ordóñez, que en su tercera carrera en tres días no pudo plantarle cara al salmantino en la recta y hubo de resignarse al segundo puesto, seguido de Daniel Andújar. El salmantino venció con 1:48.83, frente a los 1:49.19 de Ordóñez, que dos días antes había dejado el récord de España en 1:43.65 con su tercer puesto en la Diamond League de Mónaco.

Óscar Husillos recuperó el título de 400 metros con 45.22 en una de las finales más esperadas, que dominó. Lucas Búa reaccionó en los últimos metros para hacerse con la segunda plaza (45.45), adelantando al campeón anterior, Samuel García, tercero con 45.48.

En el 400 femenino la granadina Laura Bueno se impuso con el mejor registro de su vida (52.17). La final femenina de 800 alumbró una nueva campeona, la catalana Zoya Naumov, que aprovechó la ausencia de la número uno, Esther Guerrero, para coronarse con 2:07.84 por delante de Natalia Romero (2:08.05).

Sergio Fernández venció en 400 vallas con la cuarta mejor marca de la historia (49.38), pese a que no competía desde enero por un edema óseo y Berta Castell igualó con las históricas Carmen Valero y Luisa García Pena en número de títulos, 15, al ganar el martillo con un tiro de 68,21 metros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios