EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol | Tercera División

Coronavirus en Córdoba: La solución de los equipos de Tercera División ante el parón

Imagen de un derbi provincial entre el Ciudad de Lucena y el Salerm Puente Genil. Imagen de un derbi provincial entre el Ciudad de Lucena y el Salerm Puente Genil.

Imagen de un derbi provincial entre el Ciudad de Lucena y el Salerm Puente Genil. / Tino Navas

Los ERTE han llegado también al mundo del deporte como solución de muchas entidades ante los perjuicios económicos consecuencia del parón de todas las competiciones por el coronavirus. Ya el jueves la Real Balompédica Linense y el Atlético Sanluqueño abrieron la veda en el Grupo IV de la Segunda B de fútbol -el Real Murcia también se va a sumar-, y este viernes ha sido el Ángel Ximénez de Puente Genil de balonmano el primero en adoptar esta medida en la provincia de Córdoba. Una postura que no se plantea el Córdoba CF y a la que no se pueden acoger los conjuntos cordobeses que militan en el Grupo X de Tercera División.

La condición de amateur de la mayoría de los componentes de sus plantillas impide al Ciudad de Lucena, el Salerm Puente Genil y el Pozoblanco a tirar de los Expediente de Regulación Temporal de Empleo para cuadrar sus presupuestos en esta singular temporada. De hecho, dentro de la categoría apenas algunos clubes podrían optar por esta decisión al tener un número más elevado de contratos profesionales (P).

Sin embargo, entre todas las entidades, en contacto continuo, han encontrado una solución común que próximamente será público. Todos los equipos del Grupo X, a excepción de los filiales (Córdoba B, Betis Deportivo y Sevilla C), han mantenido en los últimos días conversaciones a través de distintas vías, para dar a conocer sus inquietudes sobre la problemática que esta pandemia les está creando.

Y de ahí ha salido una medida que, según ha podido saber el Día pasa por cumplir con todos los compromisos adquiridos al comienzo de la campaña con sus jugadores y cuerpo técnico. Éstos recibirán en los próximos días sus emolumentos correspondientes al mes de marzo, del que apenas se han podido jugar dos jornadas; y así ocurrirá posteriomente, una vez se reactive la competición, con los de abril y mayo. La mayoría de los clubes suele firmar contratos por diez meses (de julio a mayo), acordando los pluses por los días extra en caso de jugar promoción de ascenso o descenso.

Pero ¿qué piden como contraprestación a los futbolistas? Los clubes están en permanente contacto con sus jugadores y cuerpos técnicos para alcanzar acuerdos satisfactorios que pasarían por adquirir el compromiso de finalizar la temporada, que a buen seguro se alargará más allá del mes de mayo.

De hecho, la idea de la Real Federación Española de Fútbol es que se pueda concluir antes del 30 de junio, sin descartar tener que meterse en julio. Una medida en la que ambas partes tendrán que ceder con el fin de salir de la mejor manera posible del caos que está provocando esta pandemia del coronavirus cuya curva sigue creciendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios